Mourinho

Quince días después de que se hiciera oficial su salida del Real Madrid y 48 horas posteriores al anuncio de su regreso al Chelsea como técnico, José Mourinho dio sus razones para no continuar en el club «Merengue» del cual se fue tras una etapa en la que los conflictos y la frustración deportiva de no alcanzar «La Décima», esa Liga de Campeones que tanto se le niega, marcaron el rumbo.

El portugués, uno de los técnicos más polémicos del mundo, reconoció entonces los problemas en el vestuario, aceptó que pudo haberse equivocado con sus decisiones pero no se arrepintió de haber dirigido al equipo español sobre el que, horas después de haber dicho que el Inter de Milán y el Chelsea fueron las únicas pasiones de su carrera, indicó que «mi tarea no tendría sentido sin haber dirigido a este monstruo».