niños

La Cámara de Diputados de la provincia aprobó en la sesión de ayer el proyecto de “Exclusión del Maltrato y Promoción de la Cultura de Paz en la Comunidad Educativa”, presentado por el diputado Guillermo Andrada, que ya contaba con media sanción del Senado y por lo tanto se convirtió en ley.

El propósito de la ley radica en prevenir y sancionar el maltrato dentro del ámbito escolar de gestión pública y privada, en sus distintos niveles y modalidades; para ello se ofrecerán medios accesibles para la recepción de las denuncias en los establecimientos educativos.

Entre los alcances de la reglamentación, también se encuentra el “resguardo de la integridad física, psíquica y social de las personas involucradas en los hechos de maltrato que integran la comunidad educativa”; además se prevé la generación de un ámbito participativo en el tratamiento de la denuncia.

Para el tratamiento de los casos de maltrato, según señala el instrumento, se “creará un órgano especializado, multidisciplinario y de investigación sobre violencia escolar con el fin de procurar que en la aplicación de sanciones, prime un criterio de reeducación, mediante la internalización de la cultura de paz”.

Entre las acciones que se implementarán para la efectivización de la ley, se incorporará en forma activa a las instituciones públicas provinciales y nacionales, asociaciones de padres de familia y Organizaciones No Gubernamentales, a los fines de contribuir en el diseño de las políticas públicas.

Entre los elementos que establece la ley para la implementación del programa en el ámbito educativo, se establece la conformación de un Consejo para la resolución de casos de violencia escolar, los integrantes del mismo se reunirán cada vez que el responsable de la institución del establecimiento lo considere oportuno, y ante la aparición de hechos que necesiten el tratamiento del cuerpo.

También está previsto para el tratamiento de hechos de maltrato escolar la proporción de asesoramiento jurídico, médico y psicológico; además de la capacitación y especialización de los miembros de la comunidad educativa sobre el tratamiento de la problemática.

Consejo

Entre los elementos que establece la ley para la implementación del programa en el ámbito educativo, se establece la conformación de un Consejo para la resolución de casos de violencia escolar, los integrantes del mismo se reunirán cada vez que el responsable de la institución del establecimiento lo considere oportuno, y ante la aparición de hechos que necesiten el tratamiento del cuerpo.

Los docentes y demás actores del sistema deberán detectar a los alumnos que por sus condiciones de vulnerabilidad estén expuestos a hechos de maltrato e informar al Consejo a los fines de su prevención. A su vez corresponderá que se informe al consejo sobre los incidentes que ocurran en el establecimiento y el contexto escolar.

Observatorio

La ley sancionada, también establece a través del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, a crear el Observatorio de Violencia Escolar, como órgano especializado en la exclusión del maltrato y la promoción de la cultura de paz en la comunidad educativa.

Los integrantes del mismo serán los profesionales en psicología, abogacía, médicos, asistentes sociales, psicopedagogía, miembros de asociaciones que por su especialización se vinculan al maltrato.