Estudiantes de la Plata

Estudiantes de La Plata vencía a Lanús por 2 a 0, lo marginaba de la lucha por el título, pero el partido, correspondiente a la 17ma. fecha del torneo Final de primera división, fue suspendido al término del primer tiempo por la muerte de un simpatizante del `granate`.

El árbitro Patricio Loustau decidió no reanudar el cotejo en el segundo tiempo, cuando fue notificado por los encargados de seguridad del fallecimiento del hincha de Lanús.

Los futbolistas se preparaban para ingresar al campo de juego, pero Loustau les comunicó a los entrenadores Mauricio Pellegrino y Guillermo Barros Schelotto que permanezcan en los vestuarios.

Tras varios minutos de espera, el público de Lanús comenzó a retirarse del estadio y partido fue suspendido.

Los incidentes se produjeron previo al comienzo del partido, debido que aparentemente había varios parciales de Lanús sin entradas y querían ingresar, situación que llevó a la intervención policial, quienes lanzaron varias balas de goma y una impactó sobre un parcial que fue retirado herido.

Por otra parte, hubo una pelea entre dos facciones de la hinchada de Lanús, en la que se habría provocado la muerte del parcial.
Además, hubo un poco de fútbol y el primer tiempo fue parejo y de pobre nivel hasta la apertura del marcador.

A los 8 minutos, el árbitro Patricio Loustau se vio obligado a parar el partido por los problemas entre los simpatizantes `granates` y los efectivo policiales.

Tras los incidentes, el partido fue muy chato y la primera llegada de riesgo se produjo a los 34 minutos.

El arquero platense Gerónimo Rulli tuvo una mala salida con el pie y dejó corto su remate a merced de Cristian Chávez, quien remató apenas desviado a la entrada del área grande.

Tres minutos más tarde, se produjo la apertura del marcador tras un tiro libre ejecutado por Leandro Benítez, que fue aprovechado por Leandro Desábato, quien lanzándose hacia adelante clavó su remate en el palo izquierdo de Esteban Andrada.

El gol tranquilizó a Estudiantes y desorientó a Lanús, que si bien tenía la obligación de ganar para seguir con pretensiones de lograr el título  estuvo lejos de comprometer a Estudiantes y dejó escapar la última ocasión que tenía de pelear por el título.

A los 44 minutos se produjo el segundo tanto, tras una gran maniobra colectiva de Estudiantes por izquierda que se inició en el `chino` Benítez, prosiguió en Joaquín Correa y Jonathan Silva, quien envió centro al área para que el colombiano Zapata, de palomita, venciera a la floja resistencia Esteban Andrada.

El partido sirvió también para que Gerónimo Rulli se convierta el arquero récord de Estudiantes, ya que lleva 569 minutos sin goles y superó a Marcelo Yorno que había arribado a 540 minutos.

De todos modos, el partido deberá proseguir ya que Lanús cuenta con posibilidades de pelear por el título y el encuentro tendrá que completarse en los próximos días.