Chile mirando al Mundial

Tal vez la oportunidad que se le presentaba a Chile era inmejorable. El empate de Ecuador ante la Argentina le daba al equipo de Jorge Sampaoli la posibilidad de alcanzar al “Tricolor” en la tabla de posiciones. Además, el hecho de tener a Bolivia como rival significaba jugar ante uno de los rivales más débiles de la eliminatoria.

Los dos goles, en dos minutos, fueron un claro ejemplo de la floja resistencia que presentó la defensa boliviana. A los 16, Eduardo Vargas abrió el marcador para un elenco que tenía mucha hambre de gloria. Con el 1 a 0 esa sed de victoria no iba a cesar, porque las agresiones ofensivas del elenco local no se iban a calmar.

Dos minutos después de la conquista del jugador del Gremio, Alexis Sánches aprovecho un rebote de Sergio Galarza, y con todo el arco a su disposición anotó el 2 a 0 para el delirio de los hinchas que se acercaron al estadio Nacional de Santiago.

Sin embargo, Bolivia no se resignó y tras una excelente asistencia  de Gualberto Mojica, Marcelo Moreno Martins quedó mano a mano frente a Claudio Bravo y con un disparo cruzado marcó el descuento para los conducidos por  Xabier Azkargorta. El 2 a 1 puso en suspenso al entretenido espectáculo.

En el complemento, Chile se fue desvaneciendo y la vergüenza boliviana fue arrinconando de a poco a la “Roja”. Sin embargo, de contragolpe, los conducidos por Jorge Sampaoli pudieron ampliar la diferencia. Pese al sufrimiento innecesario, el elenco local se quedó con los tres puntos, que significan el acomodamiento en la zona de clasificación. El gol de Arturo Vidal, en la última jugada del partido hizo que el 3 a 1 alcance para sumar 21 puntos e igualar la línea de Ecuador. Es decir, que la ilusión de participar en el próximo Mundial sigue reinando a un pueblo cargado de fervor. En cambio, los del altiplano se quedaron con las humildes 10 unidades y se despidieron definitivamente de la Copa del Mundo que se llevará a cabo en Brasil, el próximo año.