elecciones para el Consejo

Pese a que la jueza Servini de Cubría suspendió la elección para ese cuerpo, el grueso de las fuerzas opositoras resolvió presentar una lista común. Se abstuvieron la Coalición Cívica y Proyecto Sur.

La decisión de María Servini de Cubría dejó en suspenso la posibilidad de que se celebren las elecciones para el Consejo de la Magistratura, tal como lo estableció la reforma que impulsó la Casa Rosada para “democratizar la Justicia”. Y aunque aparentemente será la Corte Suprema la que tenga la última palabra, el oficialismo y casi toda la oposición inscribieron sus frentes para no quedar fuera de la eventual contienda.

Esta tarde, la mayoría de los partidos de la oposición –entre ellos la UCR y el PRO– decidieron finalmente unirse para competir por los cargos del organismo que designa y suspende a los magistrados. La alianza lleva el nombre de “Frente por la Justicia” y entre sus ausencias notables están la Colación Cívica y Proyecto Sur.

En el espacio que lidera Fernando «Pino» Solanas consideraron que no se podían presentar listas para consejeros «sin un fallo firme», mientras que del lado de Elisa Carrió apuntaron que la «Justicia ya avanzó por la inconstitucionalidad» de la elección. Ambos dirigentes sí se inscribieron, en cambio, para las primarias que el frente Unen llevará a cabo en la Ciudad, y que los tiene como precandidatos para ocupar un lugar en el Congreso el año que viene.

En tanto, el kirchnerismo inscribió su frente tempranoa través del apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau. Bajo el lema Frente para la Victoria, reúne a trece partidos, encabezados por el justicialismo, y al que aportan como fuerzas nacionales el Frente Grande, y los partidos de la Victoria, Comunista, Intransigente, Conservador Popular, Humanista, Kolina y Solidario.