Carlos Menem

Además del ex presidente Carlos Menem, el Tribunal Oral en lo Penal Económico 3 deberá expedirse sobre la pena para el ex ministro de Defensa Oscar Camilión y otros diez acusados.

La audiencia, convocada para las 15 en los tribunales de Comodoro Py 2002, será trasmitida en vivo por la red de TV del Centro de Información Judicial (CIJ).

En 2011, el ex presidente Carlos Menem y los otros 17 acusados en el proceso habían sido absueltos por el TOPE 3, que –por mayoría- entendió que la venta de armas no consistió en «acto de contrabando», sino que fue una «decisión de política exterior y un acto político no judiciable».

Pero el 8 de marzo pasado la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal revocó esa decisión, y ordenó a los mismos jueces que ahora impongan las penas.

El 31 de mayo pasado, el fiscal Marcelo Agüero Vera pidió el desafuero del senador nacional Menem y 8 años de encarcelamiento efectivo en cumplimiento de la condena por contrabando de armas a Croacia y Ecuador de 1991 a 1995, cuando era Presidente de la Nación, más su inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos por 16 años.

El ex jefe de Estado entre 1989 y 1999, de 82 años, escuchó al fiscal y su pedido de penas de cumplimiento efectivo sin mover un músculo de su rostro, sentado en el banquillo.

La Fiscalía además pidió que se apliquen 8 años de cárcel al supuesto traficante de armas y ex coronel del Ejército Diego Palleros; 7 al ex ministro Camilión; 5 años y medio al ex directivo de Fabricaciones Militares (FM) Manuel Cornejo Torino; 5 años a los ex funcionarios de FM Jorge Cornejo Torino y Teresa Irañeta de Canterino, más el ex funcionario de Defensa Carlos Alberto Núñez.

Asimismo, la Fiscalía pidió que se investigue por presunto falso testimonio a Martín Balza, jefe del Ejército durante el menemismo y actual embajador del kirchnerismo.

Aunque ya está condenado y sólo resta establecer el monto de la pena, en tribunales se da por descontado que Menem no irá a prisión este año ni probablemente el próximo, pues resta el desafuero en el Senado de la Nación y que la Corte Suprema deje firme el fallo condenatorio dictado en marzo pasado por la Sala I de Casación Penal.