Trata de personas

Luján Araujo, la jefa de prensa de la Fundación María de los Ángeles, creada por Susana Trimarco en octubre de 2008, luego de dedicar varios años a buscar a su hija captada por una red de trata de personas el 3 de abril de 2002, dio a conocer datos sumamente alarmantes sobre Catamarca en cuanto a este flagelo y anticipó la llegada de la líder de la organización a la provincia.
Por una parte, la colaboradora de Trimarco indicó que de acuerdo con la información manejada por la institución, “Catamarca es un lugar de captación y reclutamiento para la trata de personas”, descartando así la versión que asegura que la provincia es sólo un lugar de paso para la actividad ilícita.
Asimismo, Araujo informó que dada la gran actividad de Susana Trimarco, que está recorriendo el país y recientemente ha fundado varias sedes en distintas provincias argentinas, la visita a Catamarca está pautada para después de julio. La intención, según indicó la jefa de prensa, es arbitrar las medidas necesarias para apostar una sede en la provincia, pero es muy reciente el contacto que la institución ha tenido con el Ministerio de Gobierno provincial y algunas ONG locales.
En este sentido, Araujo explicó que la labor del organismo consiste, básicamente, en brindar asistencia a la víctima de trata de personas y capacitar a organizaciones estatales que están vinculadas a la problemática.
Con respecto a la provincia, la comunicadora indicó que lamentablemente no hay estadísticas precisas con respecto a Catamarca y la actividad puntual que las redes de trata de personas desarrollan aquí, pero cuando fueron llevados a cabo allanamientos relacionados al tema, éstos han dado resultados positivos. Asimismo, el hecho de que haya casos no esclarecidos y desapariciones de mujeres sin resolución, dan la pauta de que la actividad en la provincia es importante.

Historia

A su vez, consultada con respecto a cuántas mujeres fueron rescatadas de esta actividad que atenta contra la integridad de la mujer y se considera el caso de violencia de género más grave y paradigmático, Araujo explicó que la institución tuvo sus orígenes en octubre de 2007, y brinda asistencia legal, psicológica, médica y social a las víctimas de estas redes, habiendo rescatado hasta el momento a cerca de 1000 mujeres.
Susana Trimarco, la fundadora de la ONG, participó de innumerables allanamientos en la búsqueda de su hija Marita y antes de poner en marcha la organización, llevaba a las mujeres, jóvenes y niñas que rescataba de la explotación sexual a su propia casa, para darles comida, techo y contención, es decir, la atención primaria que las víctimas requerían luego de haberse visto forzadas a pasar por tantos maltratos y abusos.