Brazil 2014

Cuando falta un año para la Copa del Mundo 2014, el gobierno brasileño prometió, el jueves, una buena organización y advirtió que recurrirá a la policía para evitar abusos en los precios de los hoteles, uno de los puntos que más preocupa a los visitantes.

«La población brasileña puede estar tranquila, la Copa del Mundo será una fiesta a la altura de lo que el mundo espera de nosotros«, dijo el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, en una entrevista con medios públicos.

La organización será puesta a prueba a partir de este sábado, cuando se inaugura la Copa Confederaciones de la FIFA, considerada la previa del Mundial 2014.

El torneo, que se disputará hasta el 30 de junio, reúne a ocho selecciones y se disputará en seis de las doce sedes mundialistas.

«La Copa Confederaciones también ayuda a preparar la Copa del Mundo. Si todo funciona bien; si la seguridad, el transporte, los aeropuertos, la vigilancia resultan de acuerdo con lo que planeamos, quedaré contento«, comentó Rebelo.

La competición atraerá, en su mayoría, al público local. Apenas 2,9% de las entradas fueron vendidas a extranjeros. Aun así, la Copa Confederaciones permitirá probar estadios, esquemas de seguridad y atención a visitantes.

Al respecto, el ministro Rebelo anunció «tolerancia cero» contra los abusos en precios de hoteles.

Hoy, Río de Janeiro, una de las sedes mundialistas y de la Confederaciones, es la tercera ciudad más cara del mundo en materia de alojamiento: una habitación de hotel cuesta en promedio 246,71 dólares, más que en Nueva York (245,82 dólares) y París (196,17 dólares), según un estudio de Embratur, la empresa de turismo del gobierno brasileño.

«No vamos a aceptar que la red hotelera aproveche eventos deportivos para sobrefacturar. (…) Si es necesario, vamos a activar la Policía Federal, toda la red de control del Estado», dijo Rebelo.

Y enfatizó que la «mano dura del Estado va actuar y que se puede hasta clausurar un hotel por abuso».

Además de Río de Janeiro, la Copa Confederaciones se disputará en Brasilia, Belo Horizonte, Salvador, Fortaleza y Recife.