Indec

El organismo informó que se repitió el número registrado en abril. Por el congelamiento, alimentos y bebidas aumentaron 0,1%.

También sobresalió la suba de las tarifas de los servicios de esparcimiento, con un promedio de 1,4%, pero con extremos de menos 0,3% en el caso del rubro «diarios y revistas y libros» y 2,8% de los «equipos y conexiones de audio, televisión y computación».

El Nivel General del Índice de Precios al Consumidor para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los partidos que integran el Gran Buenos Aires acumuló en los últimos doce meses una suba de 10,3 por ciento.

Con respecto a diciembre de 2012, el nivel general tuvo una variación de 3,8 por ciento.

Estos parámetros se mantienen alejados de los que difunden los legisladores de la oposición, a partir de datos de un conjunto de consultoras privadas: 1,57% en el mes y 23,4% en un año.

No obstante, para los técnicos del Indec el estancamiento de la tasa de inflación en un rango de 0,7%, como ocurrió en abril, se explica por alza por debajo de la media general de los servicios básicos para la vivienda 0,3% por ciento.

Ajustes en mayoristas

Por el contrario, los precios salidos de fábrica y de mercados concentradores aceleraron la suba mensual a 1,2%, impulsados por los productos manufacturados con 1,5% y 1% los importados (menor a la tasa de devaluación).

En cambio, los primarios apenas subieron 0,4%, suba en la que sobresalió la deflación de 9,8% de los frutos de mar. Los agropecuarios se encarecieron como el promedio del apartado, y los minerales y petróleo y gas ascusaron incrementos de 0,8 y 0,9%, respectivamente.

En los últimos doce meses el promedio general de los precios mayoristas aumentó 13,1 por ciento.

Mientras que el costo de construcción se elevó 0,7%, pese a que el metro cuadrado de la vivienda multifamiliar se encareció 0,5% y el de la unifamiliar se abarató 0,2%. En un año acumuló 18,9 por ciento.