Fiesta

Dos uniformados recibieron una feroz golpiza por parte de revoltosos que estaban peleando entre sí, en el interior de un boliche en el departamento Tinogasta. El domingo por la madrugada en un horario estimado entre las 6 o 7 se produjo el violento episodio, cuando el baile estaba llegando a su fin.
En ese momento, se inició una gresca dentro del lugar, a metros de la puerta de ingreso. Por ello, dos efectivos de apellido González y Gaitán, quienes se encontraban prestando servicios adicionales, fueron hasta ese sector para intentar contener a los problemáticos.
Sin embargo, uno de ellos recibió un puñetazo en la cara antes de poder decir ni una palabra. Su compañero intentó intervenir, pero fue atacado por el resto de los jóvenes y se desató la pelea.
El desigual enfrentamiento entre los dos policías y el grupo de revoltosos duró varios minutos hasta que intercedieron los empleados del boliche, quienes lograron que los agresores desistan de su actitud. Para cuando llegó un móvil policial con refuerzos, los jóvenes habían huido y los policías se encontraban tendidos en el suelo, luego de haber recibido numerosos golpes de puño y puntapiés en el cuerpo y la cabeza.

Lesionados

Según se pudo conocer, uno de ellos terminó con una fractura en el tabique y el otro padece una complicación en uno de sus ojos. Ambos efectivos se encuentran en observación en esta capital y denunciarán el hecho en cuanto se encuentren en condiciones.
Mientras tanto, la fiscalía de instrucción de la quinta circunscripción judicial de Tinogasta ya inició averiguaciones de oficio. Este año las agresiones a efectivos policiales fueron récord en todo el territorio provincial.