Dolores Bazán

Anoche se pudo conocer que la menor de 12 años Dolores Sabrina Bazán, quien se había fugado de su hogar el pasado viernes, apareció en el domicilio de familiares en aparente buen estado de salud. De acuerdo a la información a la que accedió El Esquiú.com, la menor se presentó por propia voluntad en horas de la noche en un domicilio ubicado en el barrio Villa Eumelia.

Al ser notificados del regreso de la pequeña, las autoridades intervinientes se hicieron presentes en el lugar a los fines de verificar si se encontraba bien.

La pequeña se encontraba vestida del mismo modo en el que se ausentó de su casa y se desconocían por el momento detalles sobre su paradero todos estos días.

La denuncia radicada por la presunta desaparición de la menor derivó en una importante cantidad de allanamientos realizados por el personal policial, bajo las órdenes de la Unidad Fiscal Criminal en turno. Finalmente los esfuerzos de los pesquisas fueron infructuosos y la niña apareció por decisión propia.

Antecedente

Meses atrás, la pequeña había protagonizado un extraño suceso al irse de su casa. Su madre denunció el hecho y la policía junto a vecinos del barrio Villa Eumelia intentaban dar con su paradero hasta que finalmente apareció en el domicilio de al lado.

En aquella ocasión, creyendo que podría existir un caso de abuso sexual, familiares y amigos de la menor incendiaron el lugar. La justicia detuvo a la persona que vivía allí, pero luego las pericias médicas descartaron que la menor haya sido abusada, por lo que el hombre recuperó la libertad.