José Mangeri

Por las características que presentó el cuerpo de Ángeles Rawson – la adolescente brutalmente asesinada hace dos semanas en Buenos Aires-, el abogado del único implicado hasta el momento en el crimen sostuvo que ese crimen no lo pudo cometer una sola persona.

«Por las características físicas de la víctima, por lo que leí del comunicado que emitió la fiscalía, parece que no es labor de un solo hombre», dijo Miguel Ángel Pierri.

Así lo aseguró el abobado quien confesó que le preguntó a su cliente si había matado a la joven: al hacerlo, José Mangeri se quebró y se puso a llorar.

La afirmación se sostiene en las diferencias en las ataduras del cuepro de la joven asesinada, lo que parece indicar que no pudo haber sido hecho por una sola persona.

El abogado insistió en que «no hay ningún testimonio que acredite» las sospechas sobre Mangueri y que el aberrante hecho”no es labor de un solo hombre”.