Messi-Modelo

La presencia del astro argentino Lionel Messi convulsionó Milán, hasta donde el jugador del Barcelona llegó para participar de una campaña de la casa de modas Dolce & Gabbana.

Messi se desdobló para poder atender los reclamos de autógrafos y para fotografiarse con los fanáticos que se agolparon a las puertas del local de esa firma con casacas de Barcelona y de Argentina.

Entre quienes consiguieron acceder al ídolo, que estuvo en el lugar por más de dos horas, había incluso un grupo de escoceses y hasta una familia de Lubliana, además de su compatriota, amigo y delantero Mauro Icardi, flamente refuerzo de Inter.

Messi, protegido por una decena de guardaespaldas y cuya presencia obligó a cortar el tránsito durante varios minutos, se alejó luego raudamente del lugar con rumbo al hotel en el que se hospeda, a pasos de la Plaza del Duomo.

Messi, la cara de la colección Gabbana Hombre, atraviesa desde hace días un serio problema judicial por el cual quedó imputado junto a su padre en la causa por evasión fiscal por la que lo acusa la Justicia española y por la cual fue citado a declarar el próximo 17 de septiembre.

La causa, en la que Lionel y su padre Jorge fueron acusados de no declarar ganancias por los derechos de imagen del crack del Barcelona entre 2008 y 2010, no le impidió al argentino cumplir con la campaña para la firma de moda italiana que presentó un book especial de 90 fotos de «La Pulga» en su versión modelo, en blanco y negro.

En su sitio oficial, Domenico Dolce y Stefano Gabbana firman un textual en la presentación del libro llamado «Lionel Andrés Messi» que indica: «Trabajar con Leo no es tan solo agradable y divertido. Para nosotros, es una fuente inagotable de inspiración, que nace de un diálogo incesante entre el mundo de la moda y el mundo del deporte».