Carlos Gardel

El 24 de junio de 1935 Carlos Gardel, junto con Alfredo Le Pera y algunos de sus músicos, falleció en el choque de dos aeroplanos a punto de despegar sobre la pista del Aeropuerto Las Playas de la ciudad de Medellín, (Colombia) luego llamado aeropuerto Olaya Herrera. Sólo hubo tres sobrevivientes: el Indio Aguilar, guitarrista, el profesor Plaja y Grant Flynt, funcionario de SACO.

Julio Jorge Nelson, conductor de radio y televisión; y uno de los más grandes fanáticos y difusores de la música del «Zorzal criollo», fue responsable no solo de que sus grabaciones siguieran en el aire luego de la muerte del cantante, sino que además creó una frase referida a su ídolo: “cada día canta mejor”, que se ha hecho muy popular y famosa hasta hoy en día en la Argentina.

Gardel fue enterrado primero en Medellín, pero luego Armando Defino -su albacea- logró la repatriación del cuerpo. Para dicho fin, el féretro que contenía los restos mortales de Carlos Gardel debió realizar un largo recorrido que incluyó viajes en lomo de burro, carreta, tren y barco. El cuerpo del malogrado cantor pasó por las poblaciones interiores de Colombia, luego fue a Panamá, se lo veló en Estados Unidos, y llegó finalmente a la Argentina en barco hacia 1936.

Un verso de su tango Volver se convirtió en un refrán famoso en toda América latina: «Veinte años no es nada».

Sus restos se hallan enterrados en el cementerio de la Chacarita de Buenos Aires. Se conservan más de setecientas grabaciones de Gardel.

Algunas de sus canciones
Carlos Gardel.

Sos Mi Tirador Plateado – (1912) – Estilo – Primera canción grabada por Gardel, que repetirá dos veces más. De Oscar Orozco, poeta sanducero.
Brisas de la tarde (1912)
Pobre mi madre querida (1912)
Mi noche triste (1917)
Flor de fango (1917)
Caminito (1926)
Isla de Flores – (1927) Letra de Roman Machado, Música de Arturo César Senez
El Taita del Arrabal de José Padilla
Tomo y obligo (1931)
Silencio (1933)
Melodía de arrabal (1933)
Desdén (1933)
Amores de estudiante (1934)
Golondrinas (1934)
Cuesta abajo (1934)
Mi Buenos Aires querido (1934)
Soledad (1934)
Volver (1935)
Guitarra guitarra mía (1935)
Por una cabeza (1935)
Sus ojos se cerraron (1935)
Lejana tierra mía (1935)
Volvió una noche (1935)
Novia ausente
El día que me quieras (1935)
Déjà (Ya); Folie (Locura); Je te dirai (Yo te diré); Madame c’est vous (Señora, es usted); Parlez moi d’amour (Háblame de amor) (todas estas en francés).
Largue a esa Mujica (1929) Música y letra: Juan Sarcione