Un niño chino nace con una cola de castor que no para de crecer

La «cola de castor» no para de crecer y que le impide llevar una vida normal.
Según informa el diario The Sun, la madre del pequeño pidió a los médicos de su país, que operen a su hijo, pero los expertos reconocen que no es algo sencillo. »Tenemos que reparar el canal medular primero para detener su aumento», dice el médico Huang Chuanping. Además, asegura que si le quitaran esa cola de castor, es probable que volviera a crecer.
Este tipo de espina bífida, llamada mielomeningocele y que causa que las vértebras no se formen con normalidad, es el tipo más común y afecta a uno de cada 800 niños.