Gigliotti

«Se metió el técnico de Boca con el hijo a ofrecerle algo al jugador y éste piensa que le va a ir mejor en el tema deportivo. Le sugirieron que le va a ir mejor allá, que tenía muchas posibilidades, lo convencieron y eso supera la parte deportiva nuestra y ya lo verá la parte jurídica del club», adelantó Roberto Medina, gerente Deportivo del club mexicano Tigres que, al parecer, tenía todo acordado con Emanuel Gigliotti, quien a última hora de ayer rechazó la oferta para poder jugar en Boca.

Si bien su nombre siempre es eclipasado por el de su padre, Mauro Bianchi vuelve a aparecer en una transferencia polémica. El rumor instalado en el mundo de los representantes es que cuando éste se acerca a un jugador le sugiere que de su mano tendrá más chances de jugar en Boca, una oferta más que seductora no sólo para los que ya tienen su nombre instalado en el fútbol, como en este caso sucede con Gigliotti, sino también, y más aún, con los que buscan su lugar en Primera.

En Boca, Mauro Bianchi representa a Dino Castagno, Federico Bravo y Nahuel Zárate, todos debutantes en los torneos de verano, de la mano del «Virrey». De los tres el que más jugó durante el campeonato fue el segundo, mediocampista de 19 años con buena proyección.

Para su tercer ciclo como DT de Boca, Carlos Bianchi contó con tres refuerzos: Claudio Pérez, Ribair Rodríguez y Juan Manuel Martínez. Los dos primeros son representados por Julio Alejandro Tymczyszyn, de gran cercanía con el hijo del DT y quien, por otro lado, forma parte de la lista de los 149 representantes cuyo CUIT fue bloqueado por la AFIP en el caso que investiga el lavado de dinero en el fútbol.

«Cuando uno se compromete, lo que debe contar es tu firma y tu palabra, faltó seriedad por parte del jugador», agregó en su descargo Roberto Medina, el dirigente del club mexicano que sólo esperaba detalles para anunciar a Gigliotti, quien terminó como goleador del Torneo Final 2013 con 11 tantos y en el fútbol argentino era pretendido no sólo por Boca, sino también por San Lorenzo.

El ya ex jugador de Colón conoce a Mauro Bianchi desde hace poco tiempo. En diciembre de 2012 fue invitado al casamiento que unió en matrimonio al jugador de All Boys Eduardo Domínguez con Brenda, la otra hija del «Virrey».

Domínguez fue junto a Mauro Bianchi uno de los que más charlas mantuvo con Gigliotti para convencerlo de que Boca sería la mejor elección.

 

El caso Clemente Rodríguez

El defensor, ganador de cuatro Copas Libertadores con Boca, es uno de los nombres que marcaron los dos anteriores ciclos de Carlos Bianchi en Boca. El viernes anterior a disputarse la última fecha del Torneo Final 2013, el club le avisó que su contrato no sería renovado porque «El Virrey» no lo tenía en sus planes.

Clemente Rodríguez fue representado hace un tiempo por Mauro Bianchi quien en marzo de este año lo demandó penalmente porque, al parecer, el jugador no le había devuelto un dinero que le había prestado (unos 60 mil dólares). La causa, caratulada como «estafa», aún se encuentra en vigencia. El jugador, uno de los más laureados en Boca, ya no pertenece más al club.

La novela de cada mercado de pases parece tener ahora como protagonista a Emanuel Gigliotti. El nombre de la polémica señalado por los dirigentes del club Pumas de México, Mauro Bianchi, parece ser sin embargo reincidente.