Anibal-Barrow

Aníbal Barrow, de Globo TV, viajaba en una camioneta con su familia cuando un grupo comando lo interceptó este lunes 24 de junio por la tarde. Nada se sabe de él.

Desde el lunes 24 de junio por la tarde, se desconoce el paradero del periodista Aníbal Barrow, de 58 años, del canal Globo TV en San Pedro Sula, cuya camioneta fue interceptada por al menos tres sujetos. El conductor, la nuera del periodista y un nieto menor de edad fueron abandonados en distintos puntos de la ciudad, no así el periodista, que permanece desaparecido.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) urgió a las autoridades de Honduras el esclarecimiento del secuestro y la implementación de medidas eficaces para garantizar su protección, así como para contrarrestar la violencia contra la prensa.

La familia del periodista afirmó no haber sido contactada por los secuestradores, mientras tanto las autoridades confirmaron que sí encontraron la camioneta abandonada, en la que descubrieron rastros de sangre y un impacto de bala en la ventanilla del pasajero.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, expresó su solidaridad con los familiares y colegas del periodista, al tiempo que solicitó públicamente a las autoridades que “de manera urgente se implementen medidas y mecanismos de investigación y protección para garantizar la seguridad de los periodistas y la libertad de prensa”.

Barrow conduce de lunes a viernes el programa matutino Aníbal Barrow y nada más, transmitido por Globo TV. Es ingeniero agrónomo y catedrático de Economía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en San Pedro Sula.

Paolillo, director del semanario Búsqueda de Uruguay, recordó que una delegación de la SIP visitó Honduras del 27 al 29 de mayo. En esa oportunidad, la SIP planteó ante al presidente Porfirio Lobo y miembros de su gabinete su preocupación por la falta de avances sobre el compromiso gubernamental de “crear una unidad especial de investigación de crímenes contra periodistas”, tal como se acordó durante una conferencia de la SIP realizada en Tegucigalpa en agosto de 2012.

La SIP también cuestionó la impunidad en la que se encuentra la mayoría de los casos de violencia contra periodistas: desde 2009 han sido asesinados 21 periodistas en el país, considerado uno de los de mayor riesgo en el mundo para el ejercicio del periodismo.

SIP urge a Honduras a esclarecer el secuestro del periodista Aníbal Barrow

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) urgió el martes a las autoridades de Honduras el esclarecimiento del secuestro del periodista Aníbal Barrow , y pidió al gobierno de ese país aplicar medidas urgentes para contrarrestar la violencia contra la prensa.

Barrow, periodista del canal de televisión Globo TV, fue secuestrado el lunes cuando viajaba en su automóvil acompañado de dos personas por una calle de San Pedro Sula, la principal ciudad del norte de Honduras, informaron las autoridades.

El conductor, la nuera del periodista y un nieto menor de edad fueron abandonados en distintos puntos de la ciudad, pero el reportero permanece desaparecido.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, solicitó a las autoridades que «de manera urgente se implementen medidas y mecanismos de investigación y protección para garantizar la seguridad de los periodistas y la libertad de prensa».

Paolillo recordó que una delegación de la SIP visitó Honduras en mayo y planteó entonces su preocupación por la falta de avances sobre el compromiso gubernamental de «crear una unidad especial de investigación de crímenes contra periodistas», tal como se acordó durante una conferencia de este organismo patronal de medios realizada en Tegucigalpa en agosto de 2012.

Barrow, de 58 años, es también ingeniero de profesión y maestro universitario, y ha trabajado en al menos dos canales de televisión de la ciudad.

Uno de sus hijos, Aníbal Alejandro , es candidato a diputado por el opositor Partido Liberal para las elecciones generales de noviembre próximo.

De acuerdo con estadísticas gubernamentales, al menos 33 periodistas han sido asesinados en los últimos cuatro años en Honduras, considerada por las Naciones Unidas como la nación más violenta del mundo sin conflicto bélico.

La mayoría de los casos de violencia contra periodistas han quedado impunes, indicó la SIP.

«Padre te amamos, estamos pendientes de ti»: hijo de Barrow

«Padre te amamos, tu familia te ama, estamos pendiente de ti, siempre te vamos a amar», dijo este mediodía el hijo del comunicador secuestrado, Aníbal Barrow, en una conferencia de prensa.

Barrow hijo envió un corto mensaje a los captores del periodista, «a la persona que ha participado en esta situación estamos abiertos a cualquier comunicación. Queremos decirles que mi padre parece de varias enfermedades, una de ellas azúcar en la sangre y otra es presión alta».

«Esperamos la colaboración nacional, internacional y particularmente de la Embajada Americana para que se resuelva esto de la mejor manera posible», prosiguió. Barrow hijo, agregó que confían en Dios «que mi padre va regresar, el ha sido una luz en nuestra familia».A su vez le pidió a los medios de comunicación hablada, escrita y televisada que «sigan ejerciendo su trabajo como han lo venido haciendo». «Les pedimos por favor que cualquier cosa que sepan de mi padre a las personas que están escuchando, se comuniquen con las autoridades o con cualquier medio. Queremos a mi padre de vuelta, gracias a todos».

El gremio de periodistas mostró su consternación por lo sucedido y extendieron las muestras de afecto a familiares y amigos. A su vez hicieron un llamado a las autoridades para que pronto den con el paradero del comunicador.

La familia del periodista Aníbal Barrow agradeció a la población en las redes sociales por sus oraciones en estos momentos de «angustia e incertidumbre», tras la desaparición del comunicador hondureño sucedida ayer en San Pedro Sula, al norte de Honduras.

«Tenemos fe en que nuestro papá, esposo, abuelo, hermano y amigo estará pronto con nosotros sano y salvo» publicó la familia en un comunicado en su página oficial de Facebook.

La familia de Barrow le pidió a la población «no especular más allá de la información confirmada». «Nos da mucha fuerza saber que él cuenta con el apoyo de tantas personas que hemos admirado su transparente trayectoria como periodista, ingeniero y profesor», específica el comunicado.

Las muestras de solidaridad con la familia se han hecho sentir en Facebook y Twitter donde miles de hondureños han expresado su sorpresa y acompañamiento del reconocido periodista que fue privado de su libertad.

Ante la falta de información oficial, anoche trascendió que el periodista había sido encontrado muerto, pero después las autoridades confirmaron que lo único que habían hallado era su vehículo en el sector de El Bálsamo, Villanueva. Esta madrugada policías y militares reiniciaron la búsqueda de Barrow en diferentes sectores del Valle de Sula.

Según la policía, un grupo aún no determinado de individuos interceptó el auto en que viajaba Barrow en una calle de San Pedro, 160 km al norte de la capital de Honduras, y se lo llevaron por la fuerza con rumbo desconocido.

Barrow se transportaba en una camioneta junto con dos acompañantes  quienes fueron abandonados a las afueras de la misma ciudad. Barrow, de 58 años, dirige el programa matutino diario de noticias y comentarios «Aníbal y nada más» en la empresa Televisión Globo de San Pedro Sula.

Es además ingeniero de profesión y maestro universitario, y ha trabajado en al menos dos canales de televisión de San Pedro Sula. Uno de sus hijos, Aníbal Alejandro, es candidato suplente a diputado por el opositor Partido Liberal para las elecciones generales de noviembre próximo en Honduras.

Muestran su apoyo

«Nos solidarizamos con la familia de nuestro colega y rogamos por que aparezca sano y salvo. De nuevo el gremio vuelve a vivir la zozobra la incertidumbre» dijo Lisseth García, presidenta del Colegio de Periodistas de Honduras, capítulo norte.

Por su parte Rodolfo Dumas, representante en Honduras de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, expresó que «este tipo de hechos son una amenaza a la libertad de expresión porque intimidan a los comunicadores sobre todo por la impunidad e inseguridad que campea en el país».

Las personalidades de la política local se han pronunciado ante el desaparecimiento del periodista. «Dios nos devuelva sano a nuestro amigo Aníbal» dijo el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez. También el expresidente Manuel Zelaya escribió en su Twitter «solidarios con Anibal Barrow elevamos plegarias por su vida».

Los hondureños colocaron sus muestras de solidaridad con la familia. «Padre Eterno cuida mucho a don Aníbal Barrow y toma control de la situación que vive para que lo regresen sano y salvo», colocó en un tuit @taniapaolareyes.

Las autoridades habilitaron el número telefónico 504 9999-3189, para que la población aporte información que permita dar con el paradero de Barrow. De acuerdo con estadísticas gubernamentales, al menos 33 periodistas han sido asesinados en los últimos cuatro años en Honduras, que es considerada la nación más violenta del mundo a pesar de no tener un conflicto bélico, según las Naciones Unidas. Solo seis casos han sido aclarados por las autoridades hasta ahora.

En mayo, una misión de la SIP se mostró preocupada por la impunidad que impera en los casos de crímenes contra periodistas en el país y el poco interés del gobierno en crear una unidad especial de investigación sobre el particular.

Hondureños marcharán para exigir cese de persecución a periodistas

Denuncian ataques constantes al gremio de los periodistas, que desde el golpe de Estado a Manuel Zelaya, ha visto como han muerto 25 comunicadores sociales. El último caso, es el secuestro del reportero de la cadena TV Globo, Aníbal Barrow, quien fue raptado este lunes.

Diferentes movimientos sociales marcharán este viernes en las principales calles de Tegucigalpa (capital de Honduras) para exigir el cese de las persecuciones a los periodistas, según informó la enviada de teleSUR en ese país, Adriana Sívori.

Sívori detalló que “desde el año 2009, año en el que se gestó el golpe de Estado al expresidente Manuel Zelaya, se han reportado al menos 25 casos de muerte de periodistas sin que haya ningún responsable”.

Agregó que “la gran mayoría de los periodistas que han sido desaparecidos o asesinados, estaban a favor del expresidente hondureño. El último caso se dio el lunes, con la desaparición del periodista de la cadena TV Globo, Aníbal Barrow.

Según reportes de los medios hondureños, la Policía Nacional de ese país y autoridades militares reanudaron la búsqueda de Barrow quien fue raptado la víspera por desconocidos.

En un momento el cruce de información generó confusión y trascendió que el comunicador había sido encontrado muerto, debido a que la Policía Nacional, que por política del nuevo ministro de Seguridad, Arturo Corrales, no brindó información a la prensa.

Autoridades confirmaron que el comunicador fue interceptado en horas de la tarde por al menos cuatro hombres que lo privaron de su libertad cuando viajaba en su vehículo, una camioneta gris, marca Honda CRV, a inmediaciones de la en la 33 calle, cerca del estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula.

A inicios de año, la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) reveló que durante el 2012 se contabilizaron 45 asesinatos de periodistas y trabajadores de la prensa en ocho países de América Latina y el Caribe, siendo México, Brasil y Honduras las naciones con mayor número de casos.

La Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP) de la Felap publicó en su informe anual esta semana que los asesinatos se concentraron en México (17 casos), Brasil (10), Honduras (nueve), Bolivia (cuatro), Colombia (dos), Argentina (uno), Ecuador (uno) y Haití (uno).

La CIAP destacó en ese informe que los asesinatos se intensificaron en Honduras desde el golpe de Estado contra Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009, y por el “evidente sesgo político que alcanza niveles desproporcionados, en un país de ocho millones de habitantes sometidos a gran desigualdad económica, social y política por la oligarquía en el poder”.

El presidente Manuel Zelaya impulsaba en la nación una convocatoria a una consulta popular no vinculante, en la que los hondureños dirían si estaban de acuerdo o no con la colocación de una cuarta urna en las elecciones del 29 de noviembre de 2009. Esta cuarta urna permitiría votar a favor o en contra de la instalación de una Asamblea Constituyente en la nación centroamericana.

La iniciativa fue rechazada por el Parlamento de la nación y a partir de ese momento comenzaron los movimientos golpistas.

El mandatario Zelaya fue secuestrado y obligado a abandonar el país. Fuerzas Militares lo trasladaron a Costa Rica y se instauró el Gobierno de facto de Roberto Micheletti, quien hasta ese momento ejercía la presidencia del Congreso.

Posteriormente, el Gobierno de facto efectuó elecciones presidenciales el 29 de noviembre. La comunidad internacional calificó la jornada electoral de «espurias» y pese al rechazo de los hondureños, resultó ganador Porfirio Lobo, actualmente presidente de la República.

El triunfo de Lobo fue ampliamente cuestionado por la comunidad internacional, ante el elevado nivel de abstención de los comicios y las denuncias por violación a los Derechos Humanos.

Trayectoria

El periodista Aníbal Barrow es ingeniero agrónomo y es también licenciado en periodismo. Desde 1983 es catedrático de la carrera de Economía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs).

Barrow es originario de La Ceiba, donde inició su carrera periodística en radio Ceiba, de donde después se trasladó a San Pedro Sula para trabajar en los programas deportivos de la desaparecida radio sampedrana La Voz de Centroamérica.

El comunicador social trabajó en la cadena de televisión Vica, donde presentaba un programa matutino. Actualmente labora en el canal de televisión Globo TV donde tiene su programa “Aníbal Barrow y nada más”.

Periodismo en Honduras, una profesión de alto riesgo

El ejercicio del periodismo en Honduras, donde entre 2010 y lo que va de 2013 han sido asesinados 28 comunicadores , se ha convertido en una profesión de alto riesgo debido a la violencia del crimen organizado y la impunidad que prevalece en el país.

El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras, Juan Ramón Mairena, dijo a Efe que ser periodista en el país se ha vuelto «peligroso» por la ola de criminalidad y de violencia que se registra debido a la presión del crimen organizado.

Eso se refleja, según Mairena, en el asesinato de más de 30 periodistas entre 2003 y lo que va de este año, la mayoría en la impunidad, en los atentados y las amenazas de muerte a las que se ven enfrentados día a día los comunicadores.

Fuentes: Infobae, La Prensa, teleSUR