empleados de Minas Capillitas

En un sencillo acto realizado en el yacimiento minero Minas Capillitas, en el departamento Andalgalá, la totalidad de los empleados que trabajan en la explotación de la rodocrosita o rosa del Inca firmaron el acta de traspaso a la empresa estatal minera y energética catamarqueña CAMYEN. De esta manera los empleados pasan a formar parte de esta empresa estatal, que recientemente se hizo cargo del establecimiento.

La firma del acta fue encabezada por el presidente de Catamarca Minera y Energética David De la Barrera, la vocal primera Melisa Mackay, el ingeniero Adrián Gómez, responsable de Producción de la mina entre otras autoridades. Asimismo, este acto fue supervisado por la escribana Irene Tejada de Córdoba.

“En esta nueva etapa esperamos superarnos día a día, mejorar las condiciones laborales y cumplir con los objetivos que se propone la empresa”, destacó el titular de la CAMYEN. “Es una decisión de nuestra gobernadora y del ministro de Producción, responsables máximos de la política minera de la provincia, que los protagonistas prioritarios de este proceso sean ustedes, es decir los trabajadores”, indicó.

Como se conoce, de las galerías de Minas Capillitas se extrae esta piedra semi-preciosa considerada como piedra nacional ya que es única en el mundo. La importancia de este acto fue puesta de manifiesto por De la Barrera, quien dio la bienvenida a los nuevos empleados de la empresa, alguno de los cuales se desempeña en las minas desde hace varios años.

“En su mayoría, casi el 85% de los operarios son catamarqueños, gente de la zona, de Andalgalá o de la ciudad”, destacó la vocal de CAMYEN Melisa Ferreyra MacKay.

Previo a la incorporación de los operarios a la empresa estatal, los mismos fueron llevados hasta Catamarca para cumplir con los exámenes pre-ocupacionales, que en general resultaron satisfactorios. “Esta novedad fue comunicada a cada uno de ellos en una entrevista que mantuvieron conmigo donde además les explicamos cómo pretende trabajar la empresa, su organigrama, los objetivos que persigue y cómo ellos se insertan en este trabajo. Y por otro lado escuchamos cual es la realidad que están viviendo en la mina, sus expectativas y necesidades”, explicó Ferreyra Mackay.

Por su parte, los trabajadores agradecieron la posibilidad de seguir trabajando en la empresa y comprometieron su apoyo para con sus nueva patronal.