Escuela Normal Tinogasta

Asimismo se reconoce la deserción progresiva. “Cada año somos menos; comenzamos 35 y ahora somos 20; la mayoría deja porque no logra sacar los finales, o por falta de tiempo, o trabajo”, contaron. Si bien todas las carreras tienen su particularidad, el factor económico y la falta de posibilidades de acceder al material de estudio también es una realidad que atraviesa a todos.
Necesidades
“Necesitamos materiales para prácticas, libros, fotocopias y todo es dinero; esto es, para muchos, motivo de deserción. Igualmente somos solidarios y si podemos nos prestamos el material. Nosotros, por ejemplo en los viajes, porque salimos a trabajar en un contexto socio-comunitario, hacemos beneficios para que todos podamos asistir y ayudamos así al que menos puede”, señaló otra alumna de tercer año del Profesorado de Nivel Inicial. En Enfermería Profesional manifestaron tener inconvenientes en las clases prácticas que se deben cumplir en el hospital zonal. “Tenemos toda la teoría, pero aún no hemos colocado una inyección, recién estamos comenzando con las prácticas”, comentó una alumna de segundo año.