Ángeles Rawson

Ayer, un taxista declaró durante siete horas ante el juez Javier Ríos en el marco de la causa que investiga la muerte de Ángeles Rawson. Su abogado, Roberto Casorla Yalet, dio detalles del escalofriante relato que su representado brindó ante la Justicia.

Según los dichos del abogado, el taxista fue detenido por un hombre que luego supo que se trataba de Jorge Mangeri el lunes 10 de junio a las 14:30 sobre la calle Ravignani al 2300. «El testimonio daría un giro en la causa», dijo Casorla.

De acuerdo con su relato, Mangeri subió al baúl del vehículo dos bolsas negras, con ayuda de dos jóvenes. Sin embargo, su testimonio no termina allí, ya que el taxista le dio un detalle escalofriante.

Según el abogado, las bolsas que llevaba Mangeri se movían y el encargado le dijo que era un perro. «Contó que la bolsa se movía y que el portero le pegó con una maza«, reveló Casorla.

Luego, al ingresar al predio del Ceamse en Colegiales, el taxista supuestamente firmó una planilla con sus datos, algo que incomodó a Mangeri. «¿Esto es necesario?», le habría reclamado el portero. El encargado acompañó las bolsas hasta el playón. Al respecto, Jorge Mancini, secretario gremial de la Ceamse, dijo que lo dicho por el taxista, «le parece inverosímil», ya que «no se puede tirar basura en el predio de manera particular».

«Si este muchacho llegara a fabular tendría que ser un ahijado de un investigador porque está dando una gran precisión”, dijo el abogado. «Él sabe que si miente puede ir preso durante muchos años», agregó. Además, dijo que dos operarios recepcionaron las bolsas.

Casorla Yalet informó también que el vehículo ya está siendo analizado por la policía científica, al igual que el contenido de la aspiradora que utilizó para limpiar el taxi después de trasladar las bolsas. Resaltó que el taxista declaró por 12 horas y que fue cuestionado por más de 10 personas. «Dio un testimonio sin fisuras», insistió el abogado, que además aclaró que los dichos del taxista coinciden con la investigación de la fiscal, Paula Asaro.

Más detalles del caso

Más temprano, Miguel Pierri, el abogado de Mangeri, minimizó el testimonio del taxista y dijo que en la madrugada apareció otro testigo «más importante», que tenía que ratificar sus dichos ante el juez.

Entre otros temas, se informó que la mujer que había brindado al juez un audio en el que se relataba una situación conflictiva entre Ángeles y sus padres y que luego fue desestimado como prueba, fue imputada por falso testimonio, en lo que constituye una causa paralela al caso de Ángeles.