Boca

Tras el regreso de ayer a los entrenamientos, los 25 jugadores elegidos por Carlos Bianchi comenzaron el día ejercitándose en el Complejo Pedro Pompilio en horario matutino y la siguieron con circuitos físicos a orillas del Río de la Plata. Sin novedades, el grupo descansó unas horas y nuevamente retomó la rutina por la tarde, comenzando con el exigente doble turno que le deparará hasta el final de la pretemporada. Esperan por los refuerzos y más amistosos.

Carlos Bianchi no quiere librar nada al azar durante el segundo semestre del año y por eso comenzó a trabajar en doble turno con sus jugadores, luego de la vuelta a los entrenamientos que se llevó a cabo ayer mismo en el Complejo Pedro Pompilio. Entonces, junto a sus 25 elegidos para iniciar la rutina más exigente, se reencontró con ellos en el club y después de la entrada en calor se subieron a un micro para continuar la sesión en la Reserva Ecológica.

Allí, en el espacio verde de Puerto Madero, a orillas del Río de la Plata, el cuerpo técnico «xeneize» diagramó varias rutinas físicas, aunque la más importante consistió en circuitos organizados de cinco kilómetros. Desde luego, el entrenador considera fundamental la preparación aeróbica de su «tropa» y seguirá ordenando las prácticas en dos momentos distintos del día para acelerar la puesta a punto.

Los futbolistas tendrán la posibilidad de descansar algunas horas pero con la necesidad de recuperarse lo antes posible, debido a que desde las 17 se desarrollará la otra mitad de los ejercicios, algo que también se respetará mañana y el sábado. El viernes, en tanto, será tiempo de los tradicionales chequeos y estudios médicos a modo de control.

Al mismo tiempo, el «Virrey» espera confirmaciones por incorporaciones, que tiene a Daniel Angelici involucrado en varias negociaciones que podrían llegar a un desenlace en breve. Las prioridades son Daniel Díaz (se reflotó su posible arribo desde el fútbol español) y Emmanuel Gigliotti, por quien Colón no se da por vencido para comprarle el pase.

El momento de aflojar las piernas será el 14, cuando Boca visitará a Estudiantes en un triangular de invierno que protagonizará también con San Lorenzo (lo recibirá en la Bombonera el 21). Pero la Comisión Directiva analiza la posibilidad de viajar a Marruecos, donde lo espera el Rajae Atletic Club el 23. Sin embargo, tratan de cerrar otro amistoso para la misma semana y así sacarle el máximo jugo posible a la travesía que se baraja con fuerza.