Chile - Jovenes - Protesta

Los estudiantes chilenos volvieron a ocupar los colegios que habían sido desalojados la semana pasada por las elecciones primarias y reiteraron su reclamo por la educación pública, gratuita y de calidad en los secundarios y en las universidades.

Los liceos 7, Arturo Alessandri, Carmela Carvajal y Lastarria son los que se encuentran tomados en Santiago de Chile, de acuerdo con el periódico local La Tercera. Asimismo, alumnos de otros establecimientos también están evaluando retomar las medidas de fuerza.

Debido a que eran los centros de votación, el jueves de la semana pasada carabineros desalojaron los colegios a la fuerza para que estuvieran habilitados el domingo, día en que se celebraron los comicios.

No obstante, ni bien se retiraron las fuerzas de seguridad de los liceos, los estudiantes procedieron de inmediato a volver a ocuparlos durante el trascurso del lunes y la madrugada del martes.

Los estudiantes aseguran que las medidas de fuerzas y las movilizaciones continuarán en tanto el gobierno de Sebastián Piñera no cumpla con sus demandas, como la democratización de la educación y el fortalecimiento de la educación técnico profesional.

Por su parte, el secretario general del Gobierno, Cristián Larroulet, criticó este martes a los alumnos y sostuvo que la participación debe ser a través de las “instituciones democráticas”, como por ejemplo, las elecciones primarias.

«Quienes estén gobernando y la clase política en general deben impulsar y respetar ese espacio participativo, porque no son la violencia ni las tomas el mecanismo para mejorar y perfeccionar las políticas públicas del país«, enfatizó en diálogo con medios locales.

La ministra de Educación, Carolina Schmidt, también expresó su preocupación y afirmó que las tomas estudiantiles “son ilegítimas”, porque “no existe ninguna votación que legitime el quitarle a un niño su derecho a poder educarse”.