Cata Diaz

La pretemporada invernal arrancó en Casa Amarilla, y salvo los jugadores que regresaron después de que se vencieran sus préstamos, no hay una cara nueva en el plantel. Aún la dirigencia no logró concretar la llegada de refuerzos aunque los nombres a los que apunta ya están definidos.

El “Cata” Díaz es una prioridad en común que tiene la dirigencia y Bianchi. Ambos saben que el peor mal que tuvo el equipo en el semestre que pasó fue la defensa. Creen que la llega de un líder en el fondo puede reorganizar el esquema defensivo.

El jugador del Atlético Madrid llamó a Bianchi para decirle que quiere regresar al club donde fue campeón. Ese es su deseo. Por eso, las negociaciones que estaban caídas pueden reflotarse en los próximos días. Más allá de que el presidente de la institución española aseguró que, por ahora, no piensan desprenderse del catamarqueño, las intenciones del jugador pesan en las negociaciones.

El Málaga se había metido en la negociación porque Martín Demichelis parecía tener su futuro en River, Pero la historia aún no se definió y el defensor seguiría en el club español. Eso generaría que el Cata quedará sin la posibilidad de cambiar de equipo en España y su futuro estaría más cerca del club de la Ribera.

En paralelo, la dirigencia intenta cerrar la incorporación de Gigliotti. El delantero es el que más cerca está de llegar a Boca. Dejó de lado una oferta de Pumas y ahora solo resta llegar a un acuerdo con el Novara de Italia que es el dueño del 50% de su pase.

Fernando Gago y Matías Rodriguez son otros de los jugadores que están en la carpeta de la dirigencia. El técnico de Vélez, Ricardo Gareca, le pidió al volante que se quede en el club aunque el jugador tiene intenciones de seguir su carrera en Boca. Por otra parte, Rodríguez está tratando de que Sampdoria acepte un préstamo al club que conduce Angelici.