Cristina Kirchner

Cristina Kirchner se refirió al bloqueo que sufrió el vuelo del presidente de Bolivia, Evo Morales. Aseguró que el hecho marca la existencia de «vestigios de colonialismo avergonzante» y lo comparó con la situación en las Malvinas.

«No puedo dejar de mencionar un episodio que ocurrió anoche, en relación al presidente de la hermana República de Bolivia, con su avión presidencial, militar, de inmunidad absoluta e indiscutible«, fue la frase de introducción que utilizó Cristina Kirchner para referirse al bloqueo que sufrió el vuelo de Evo Morales en el continente europeo.

El presidente de Bolivia debió aterrizar en Austria porque España, Francia y Portugal le habían prohibido el tránsito aéreo ya que sospechaban que el topo de la CIA podía fugarse de Moscú en su aeronave. Evo Morales participó de una visita oficial a Rusia por una cumbre energética.

En el acto de asunción de las nuevas fuerzas militares, la jefa de Estado argentina aseguró que la aeronave «fue ilegalmente detenida en la Vieja Europa«. Y aclaró: «Cuando digo la Vieja Europa, no es una frase, son vestigios de colonialismo que creíamos haber superado«. «Creemos que esto constituye no sólo una humillación a una nación hermana sino a todo el continente suramericano«, enfatizó.

La mandataria argentina, que desde anoche mantuvo varias comunicaciones telefónicas con su par de Bolivia, aseguró que este tipo de situaciones deben servirles a los integrantes de la Unasur a entender la necesidad de una unidad regional, basándose en la historia de San Martín, Bolívar y O’Higgins, entre otros líderes.

«Anoche, cuando intentaron impedir el paso, estaban volviendo a hacer lo mismo que hicieron décadas atrás. Es por eso que les pido a todos los oficiales, suboficiales y soldados de las Fuerzas que sepan que la unidad nacional, la solidaridad y la necesidad de que debemos desarrollar el país son un componente vital para todos los argentinos», indicó.

Con un tono enfático, Cristina Kirchner indicó que los 40 millones de argentinos le deben subordinación a la Patria y a la bandera y que es responsabilidad de toda la sociedad defender la Constitución y la República.

Como «un ejemplo doloroso«, la mandataria recordó la Guerra de las Malvinas, en 1982, cuando «las potencias del norte» que habían llamado «majestuosos y maravillosos» a los argentinos «colaboraron con el enemigo».»Y sólo nos ayudaron nuestros hermanos de América del Sur; todavía recuerdo a Perú mandando aviones y pilotos«, completó.