Florencio Randazzo

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, calificó de «irracional» la medida de fuerza del sindicato de maquinistas que afecta a más de 800 mil usuarios de trenes.

El Gobierno consideró que es «un verdadero disparate la medida de fuerza» que paraliza el servicio de trenes, que volvió a atribuir a la decisión de colocar cámaras de seguridad en las cabinas de los conductores de las formaciones.

Lo hizo a través de Randazzo, quien remarcó que «colocar las cámaras es una medida de seguridad también para los motorman«. «Sirve para saber cuál es la actitud de responsabilidad que tiene el conductor mientras traslada a miles de personas. Si no tuvieran nada que ocultar, no tendría que haber inconvenientes con que haya una cámara«, consideró el ministro del Interior y Transporte.

«Vamos a intentar que depongan esta actitud irresponsable e incomprensible«, criticó Randazzo. «Hemos agotado todas las instancias, pero si levantar el paro implica renunciar a la colocación de las cámaras, yo no estoy dispuesto a hacerlo«, anticipó el funcionario.

El ministro apuntó decididamente contra los gremialistas: «Se supone que son dirigentes sindicales que defienden a los trabajadores y no debería haber inconvenientes con que haya una cámara. Están muy alejados de los intereses de la gente«.

«Vamos a intentar que depongan esta actitud irracional, incomprensible y alejada de la realidad. Igual, las presiones no nos van a doblar el brazo para que no coloquemos las cámaras en la cabina del motorman«, completó.