Papa Francisco

El arzobispo de Santiago de Chile reveló que Francisco llegaría a la región en dos años, tras expresar que tiene «compromisos asumidos» para 2014, que le impedirían llegar al Cono Sur.

El arzobispo de Santiago de Chile, monseñor Ricardo Ezzati, reveló que el papa Francisco podría llegar a visitar la Argentina y otros países de la región en 2015. En un reciente encuentro que mantuvo en la residencia de Santa Marta, el pontífice le expresó que tenía compromisos asumidos durante el 2014 que impedirían llegar al Cono Sur.

«Difícilmente pueda estar en 2014 en América Latina, pero sí esperaba hacerlo en 2015, y de ser así, ese viaje incluiría la Argentina, Uruguay, Chile y posiblemente Perú«, reveló monseñor Ezzati, según informó la Agencia Informativa Católica Argentina.

En tal sentido, sostuvo: «El Papa me ha dicho que este año no tiene previsto viajar a América del Sur, solamente a Brasil. Y el próximo año tenía ya varios viajes programados. Me dijo que difícilmente pueda estar en 2014 en América Latina, pero sí esperaba hacerlo en 2015, y de ser así, ese viaje incluiría la Argentina, Uruguay, Chile y posiblemente Perú».

Según se conoció, el papa Francisco planea viajar en 2014 a Turquía para devolver la visita del patriarca de Constantinopla, Bartolomé I. También planea llegar con su presencia al África y a otros países de Asia.

Monseñor Ezzati mantuvo recientemente un encuentro con el papa Francisco en la Casa Santa. Relato que fue «una experiencia familiar», «de un padre que conoce muy bien nuestro país». También indicó que el pontífice conoce la vida de Iglesia de Chile: «Conoce personas, aprecia inmensamente lo que Iglesia está realizando y también tiene plena conciencia de sus dificultades».

El arzobispo de Santiago le agradeció al Papa que hubiera aceptado el ministerio petrino. Y dijo que el Papa le expresó: «Cuando vi que los votos se inclinaban hacia mí, puse el corazón en paz. Estoy muy feliz de hacer lo que el Señor me ha pedido que haga».

«Eso –evaluó- «es un gran ejemplo para todos, que a veces sentimos que el oleaje es muy grande y parece que nos hunde. Es el Papa el que invita a la confianza, a gozar del ministerio de servir a los demás y de hacerlo con la paz en el corazón».

Afirmó además que «es una gran impresión verlo (a Francisco) como un ciudadano cualquiera, que llega a un comedor público, que come lo mismo que todos, con sencillez. Me ha impresionado poder concelebrar la Eucaristía (…) con una homilía muy hermosa sobre el sentido de la oración».