Emanuel Ginóbili

A punto de cumplir los 36, un Ginóbili inoxidable contó lo importante que se siente para San Antonio, con quien acaba de renovar por dos años. Ojo, no confirmó su presencia en el Mundial del año que viene. «Dependerá de mi físico», avisó.

Por fin le llegó la hora de descansar en su país, junto a su familia y toda su gente. Emanuel Ginóbili pisó suelo argentino este jueves, y antes de volar hacia su Bahía Blanca natal para continuar con sus vacaciones, brindó una conferencia de prensa en Ezeiza en la que habló de todo: la reciente final de la NBA ante Miami, sus sensaciones actuales, su futuro, la Selección…

«Hay momentos de la temporada en los que uno se siente más débil, por lesiones, más frágil. Y otros que pensás en dónde estás y te das cuenta que no podés ser mas afortunado con casi 36 años, jugando finales de NBA», comenzó con su balance. Y aseguró: «No estoy igual que en el 2005, así y todo me siento protagonista y líder del equipo. No creo que haya cambiado tanto eso, a los 27 uno juega de manera distinta, pero me sentí muy bien estos últimos meses».

Manu, que acaba de renovar con los Spurs por dos años, explicó cómo fue la negociación y despejó cualquier tipo de dudas: «La intencion fue siempre clara, la chance de irme a otro equipo era remotas. Se malentendió que yo anunciaba que no iba a seguir pero no era así. El 1° de julio quedan los jugadores libres y ahí estan en condiciones de negociar. Eso fue lo que pasó, llegué de vacaciones y el 2 empezamos a hablar. Como era de esperar llegamos a un acuerdo rápido, las dos partes estaban entusiasmadas así que no hubo muchas dudas», comentó. «Si terminan esos dos años y sigo sintiendo el mismo entusiasmo voy a seguir, pero si termina la temporada que viene y estoy saturado o podrido y quiero descansar, no tengo la obligación tampoco, me puedo retirar cuando quiero, pero no creo que suceda», agregó después.

Párrafo aparte para su futuro con la Selección… Y el Mundial de España 2014: «Dependerá pura y exclusivamente de mi físico. Descuento que la parte mental va a estar enorme, pero tuve una temporada complicada con lo físico. Si estoy sano, hay algunas chances más de jugarlo que de no. Sobre la marcha decidiré».

Otras frases de Ginóbili:

* La semana posterior a la derrota ante Miami: «Mi cabeza hoy es distinta a la del post partido. Uno necesita un tiempo para digerir semejante situación, hacer un duelo. Dos días sin dormir estuve, pensando qué se podría haber hecho mejor. Fue una semana complicada. Ves todo con una mejor perspectiva, ahí es donde te das cuenta que hay mucho provecho para sacarle a esta temporada que fue fantástica. A nada de ser campeones estuvimos. Faltó muy poquito para que sea una temporada épica».

* Su análisis del presente y futuro de la Selección: «Hay que pensar en Caracas, el próximo compromiso. El equipo va a jugar bien, para lo que es América debería estar en lo más alto. Mientras Scola siga jugando va a marcar la diferencia. Campazzo y Laprovíttola demostraron que están en condiciones, la lesión de Cariltos (Delfino) va a ser un problema porque se lo necesitaba. Puede ser el mismo equipazo de siempre».

* El retiro de Oberto: «Me mandé mensajes con él. No es sorpresivo. La primera vez que tuvo el problema en el corazón sí quedamos helados. Se vislumbraba una especie de despedida, no me sorprendió. Es un momento particular en la vida de cualquier deportista cuando cerrás la persiana. Nunca lo vi como un ex jugador hasta ahora, es delicado para él. Le deseo lo mejor y me siento una fortunado de haber podido jugar tanto con él en la Selección y San Antonio, lo aprecio mucho».