Renzo Salvatore Antonelli

Cada día que pasa deja una luz más de esperanza para la familia de Renzo Salvatore, el nene correntino de dos años que fue trasplantado hace un mes del corazón luego de permanecer un tiempo como prioridad en la lista de espera del Incucai.

Ayer, sus padres publicaron en una cuenta de Facebook una foto tomada el pasado 3 de junio, donde se lo ve despierto, con asistencia respiratoria, pero de buen ánimo.

“Acá está Renzo en la actualidad. Así ven que está bien. Es solo cuestión de tiempo.  El es un luchador y con cada avance que tiene nos da una gran lección de vida”, comentó la familia en la cuenta Todos por Renzo Salvatore, a la que siguen 15.997 personas que desde la red social piden por su pronta recuperación.

Ayer, cerca de las 14, fue publicado el último mensaje que daba cuenta de su recuperación: “Está ganando otro día, otra lucha, otro paso. Está evolucionando favorablemente”, comentaron.

Desde un principio, la familia de Renzo recibió el apoyo solidario de mucha gente. La última muestra de ello se dio esta semana a partir de la noticia del robo sufrido por la familia Antonelli a manos de delincuentes que se apropiaron de su Renault 12 año 1989, de la casa que alquila en la localidad bonaerense de Adrogué, en el partido de Almirante Brown.

La ONG Red Solidaria publicó una aviso con un pedido de ayuda y en seguida llegó una de las respuestas desde la empresa de alquiler de vehículos Localiza, que le prestó un auto a Haroldo Antonelli, el padre del pequeño.

Tras haber permanecido varios meses como prioridad en la lista de espera del Incucai por sufrir de miocardiopatía, el 2 de junio pasado Renzo recibió un trasplante de corazón. Al principio, su cuadro de salud se complicó y el nene sufrió un paro cardiaco que pudo ser controlado por los médicos. Ahora se encuentra en medio de una dura recuperación en el Hospital Garrahan, en la ciudad de Buenos Aires.