Carlos Sanchez

River comenzó la pretemporada sin caras nuevas y con dos objetivos claros: el Torneo Inicial 2013 y la Copa Sudamericana, que marcará el regreso del club al plano internacional luego de cuatro años.

En el primer día de trabajo, Ramón Díaz no contó con ninguno de los refuerzos que solicitó y espera que en los próximos días empiecen a llegar las caras nuevas para componer el plantel.

Sin embargo, River tiene un impedimento reglamentario para concretar la llegada de jugadores: el cupo de extranjeros. Actualmente se permiten tres futbolistas internacionales por equipo; el «Millonario» ya tiene cuatro y podría sumar dos más.

Éder Álvarez Balanta (Colombia), Juan Cazares (Ecuador), Adalberto Román (Paraguay) y Carlos Sánchez (Uruguay), son los foráneos que tiene en el plantel Ramón Díaz.

De estos, Balanta es una de las prioridades en las defensa aunque el presidente, Daniel Passarella, está en Europa escuchando ofertas. Cazares podría irse a préstamos, mientras que Román entraría en una negociación por la llegada de Jonathan Fabbro.

El caso de Carlos Sánchez es el más particular, ya que el DT le habría solicitado que consiga la nacionalidad argentina, para liberar un cupo y poder quedarse en el plantel.

Además, River está negociando la llegada de Carlos Carbonero y Teo Gutiérrez, ambos colombianos, por lo que se sumarían a la lista de futbolistas internacionales.

Ambos pertenecen al mismo grupo empresa –también Iván Pillud– y en los próximos días podrían unirse a la pretemporada. El volante ya tendría todo acordado para abandonar Arsenal y sumarse al «Millonario».

Gutiérrez, en tanto, ya expresó su deseo de venir a River y en las últimas horas la operación que parecía imposible tomó fuerza y está muy cerca de concretarse, ya que entraría en la negociación junto con Carbonero.