Cata Diaz - Gago

Que sí, que no, que ni… Los posibles refuerzos a Boca le siguen generando muchos dolores de cabeza. Y ahora, con las nuevas noticias mucho peor. Es que en las últimas horas surgieron serios problemas que hacen peligrar las negociaciones de las dos prioridades del “Xeneize” y de Carlos Bianchi: Daniel Díaz y Fernando Gago.

El primer caso se debe a que el Atlético Madrid pretende dinero por la venta del “Cata” Díaz. El jugador aún cuenta con un año más de contrato, por eso el elenco “colchonero” quiere que se le abone un porcentaje de venta.

Todo esto tomó por sorpresa a los dirigentes de Boca, quienes, molestos por las idas y vueltas del jugador en los últimos días, le habrían comunicado que destrabe él mismo la negociación. En el elenco de La Ribera aducen que una semana atrás estaba todo acordado y que las dudas del “Cata” por decidirse a regresar a la Argentina terminaron dilatando la cuestión para que finalmente se llegue a este nuevo escenario.

En el segundo caso es porque Vélez buscará cerrar la continuidad de Fernando Gago. En el “Fortín” siempre se ha manifestado que la idea era que el mediocampista siga, pero lo económico fue siempre la única traba. Sin embargo, ahora el club cuenta con el dinero necesario para hacerle una jugosa oferta al Valencia.

En tan sólo 24 horas, el “Fortín” acordó las ventas del “Chucky” Ferreyra a Ucrania, a cambio de nueve millones de dólares (Vélez cuenta con el 50 por ciento del pase) y Gino Peruzzi al Sunderland, a cambio de 5 millones de la misma moneda. Con el dinero asegurado, en los escritorios velezanos preparan una oferta muy difícil de rechazar para los españoles.

Hasta el momento, Boca había llegado a un acuerdo con el Valencia por la compra del 50 por ciento del pase a cambio de 1 millón y medio de dólares. Los europeos respondieron que querían 250 mil más y otra forma de pago, pero que la negociación no se caería.

Sin embargo, ahora que volvió a escena el “Fortín” no se sabe qué sucederá con el futuro de “Pintita”, quien en un momento, debido a sus lesiones, había dicho que se sentía en deuda con la gente de Vélez. Incluso Ricardo Gareca y varios dirigentes, habían sostenido que el jugador les había manifestado que su intensión era continuar.