Riachuelo

«El equipo de biólogos de Acumar y la universidad de La Plata que monitorea la cuenca del Riachuelo viene registrando la presencia de distintas especies de peces en esas aguas desde hace dos años», dijo Carsen a Télam.

Indicó además que «los peces ya se encuentran de manera permanente en la cuenca alta y media, mientras que en la cuenca baja su presencia es focalizada e intermitente».

El biólogo señaló que «la cuenca baja es la más contaminada y donde menor índice de oxígeno hay en el agua, los peces que se detectan en esa zona son producto de alguna crecida del Río de La Plata o de algún cardumen que encontró un área con más oxígeno».

«La presencia de plantas flotantes y el crecimiento de nueva vegetación en las márgenes del Riachuelo,colabora con la oxigenación de sus aguas y facilita la existencia de peces. Hasta ahora se verificó presencia de madrecitas, mojarras y sabalitos, aunque no descartamos la presencia de bagres y otras especies de fondo», apuntó.

El especialista agregó que «otra manera de verificar el crecimiento de la población de peces en el Riachuelo es el control de las aves que lo habitan, cada vez se avistan en sus márgenes más garzas y biguás, que son aves que se alimentan escencialmente de peces».

«El proceso de limpieza de las aguas y reconversión industrial que lleva adelante Acumar favorece este proceso de saneamiento», dijo el especialista.

Agregó que los cambios «no se van a dar de un día para el otro, todavía faltan más obras para mejorar la calidad del agua y también hay que darle tiempo a la naturaleza para que recomponga un ecosistema destruido».