becados del producat

Unos 25 becados del programa Producat iniciaron una medida de fuerza con manifestaciones frente a Casa de Gobierno y frente a la residencia particular de la Gobernadora Lucía Corpacci. Los becados reclaman el pase al Estado provincial, aduciendo que el programa «es una pantalla» y que una vez que pasen las elecciones en el mes de octubre «se cae».

Estos trabajadores se desempeñan en la planta que está ubicada en la zona norte de la ciudad y que realiza muebles de la melamina. Esta planta, junto a otra que realiza aberturas de aluminio, fue inaugurada hace casi dos meses por la primera mandataria provincial. No obstante, estos becados vienen trabajando hace un año en el Producat, realizando capacitaciones hasta que se inauguró la planta.

En diálogo con El Ancasti, los becados indicaron que con el sueldo de 1.200 pesos que cobran «no se puede vivir», por más que se haya resuelto otorgar un aumento de 200 pesos más.

A ese reclamo, agregaron que existe una demora en el pago de sus haberes, como así también una falta de insumos, que provocó que hace más de dos semanas no puedan trabajar. En esa línea, expresaron: «Esto nos da a pensar que el Producat es una pantalla y que cuando pasen las elecciones esto se cae, porque es todo político».

Los becados agregaron que esta postura también la comparten los trabajadores de la otra planta (de aluminio), pero que no se plegaron a la protesta porque «los amenazaron con apercibimientos».

Los empleados indicaron que si sus reclamos no son escuchados continuarán con las protestas.

Por último, dijeron que quieren pasar al Estado para cobrar un sueldo digno, con aportes y obra social.