Jorge Mangeri

El padre de la joven asesinada, Franklin Rawson, pidió que peritos le realizaran un análisis al portero, el único imputado por el crimen, y descubrieron un posible rasguño en la zona inglinal del acusado.

Según los peritos de la querella se trata de una lesión que podría ser compatible con un arañazo de defensa, lo que refuerza la teoría de un ataque sexual a la víctima que pudo tratar de defenderse.

De acuerdo con el expediente, la lesión es la número 33 obrante en las fojas del informe de la Junta Médica que se realizó sobre Mangeri el pasado 18 de junio.

«Excoriación lineal de 11 milímetros en trocánter (extremo superior del fémur) izquierdo compatible con presión y roce con superficie dura de aristas filosas», definen los peritos forenses esta nueva lesión que está cercana a la ingle y a los genitales.

Conocida su existencia, el abogado querellante, Pablo Lanusse, presentó un escrito en el juzgado de instrucción 17 de Javier Ríos, en el que solicita que los peritos oficiales respondan si esa lesión es compatible con un arañazo -como creen sus peritos-, y si para recibirla es una condición necesaria que Mangeri haya estado al menos con los pantalones bajos.

Mangeri había sido sometido a una primera revisión médica durante la madrugada del sábado 15 de junio, cuando quedó preso en la fiscalía de instrucción 35 al autoincriminarse ante la fiscal María Paula Asaro.

Además este viernes se difundió un video incorporado en el segundo cuerpo de la causa que llega a las 2.200 fojas, en el que se divisa a Mangeri llegar al edificio de Ravignani 2360 junto a su esposa Diana Saettone, a las 0.59 del martes 11 de junio, cuando Ángeles ya había sido asesinada pero se encontraba desaparecida.

Según se supo, las imágenes fueron obtenidas con las cámaras de un edificio vecino que filmaron a Ángeles cuando llegaba a su hogar a las 9:50 del 10 de junio.

El 3 de julio, el juez Ríos procesó con prisión preventiva a Mangeri por el delito de «homicidio agravado por alevosía«, que puede ser penado con prisión perpetua.