Luciano Pereyra

Con un repertorio en el que recorrió gran parte de su carrera artística, Luciano Pereyra fue, sin dudas, el dueño de la primera luna de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, que contó con un notable marco de público.

En el ambiente, desde temprano, se vislumbraba la expectativa que había por la presencia del cantor bonaerense, que subió al escenario promediado la medianoche y no tardó en ganarse los aplausos y ovación del público ante cada una de sus interpretaciones.

y, en especial, a este festival”, señaló Pereyra minutos antes en conferencia de prensa y lo demostró con canciones como Será Amor, Desde que Tu te Has Ido, y Porque aún te Amo.

Dueño del escenario y con el apoyo incondicional de la gente, el artista destacó el crecimiento de la Fiesta del Poncho: “Ver crecer a este festival es ver crecer a la cultura nacional. Por ello, felicito a los catamarqueños”, señaló para dar paso a un repaso de sus clásicos como Chaupi Corazón, Solo Le Pido a Dios, Así Así. Para el cierre, ovación total con su tema El Vestido Rojo, que dio paso a la última gran ovación de la primera noche del Poncho.

El conjunto Los de Catamarca tuvo su momento y confirmaron, una vez más, su perfecta asistencia en la Fiesta del Poncho, quienes dijeron presente desde la primera edición, allá en 1967. Con cincuenta años de trayectoria, en esta oportunidad la formación estuvo encabezada por Marcelo Amador y “Pipo” Avila más el retorno –después de varios años- de “Carletti” Barrionuevo.

Como sucede en cada oportunidad que deben subir a un escenario, el repertorio elegido estuvo conformado por clásicos del folclore catamarqueño como Recuerdos de Mis Valles y Tum Tum (de la santamariana Margarita Palacios), Cantale Chango a Mi Tierra y Zamba de la Añoranza (de Atuto Mercau Soria), entre otros. Los de Catamarca, como es su costumbre, dejaron su huella en el poncho catamarqueño.

Rodrigo Varela, Los Chamameceros de San Pedro, el chacarero Hugo Nanni y el recreíno Hugo Godoy también formaron parte de una cartelera, que fue, en la primera luna del Poncho, del agrado del masivo público que dijo presente. También dejó en claro las razones de su crecimiento artístico la joven pomanista Fernanda Cruz y la consolidación de la formación Tanguera Malevaje Tango, que en la edición del año pasado fueran reconocidos como Revelación de la fiesta.

Con una sólida y experimentada locución por parte de Jorge Álvarez, Maia Sasovsky y Claudio Veracruz, la apertura del Poncho 2013 también contó con la presencia del Cuerpo Vocal Aguada, Ayllu Coquena (Andalgalá), Jorge Reales, y Néstor Pacheco que desplegó un show con temas netamente locales, tal como se distingue el artista en su destacada trayectoria.

En materia de danzas, Catamarca pudo demostrar la excelencia de sus academias y formadores a través de una sólida actuación por parte del ballet Semblanzas y el estudio ballet Marimí Basso, que supieron conjugar lo folclórico con el encanto de la plasticidad sobre el escenario. También dejaron una buena impresión la Academia Fortín Sureño de Tinogasta.

Belleza y encanto

La primera noche también tuvo lugar para la belleza a través de la coronación de la Reina del Poncho 2013, que, al igual que el año pasado, resultó elegida la candidata proveniente de Valle Viejo: María Belén Quinteros.

La coronación de la soberana estuvo a cargo de la gobernadora Lucía Corpacci, la secretaria de Cultura, Patricia Saseta, y el intendente Raúl Jalil. Como primera princesa fue premiada la capitalina Erika Valenzuela; y segunda princesa fue la candidata de Capayán, Juliana Costa. Además, María Mercedes Pereyra, de Ambato, fue elegida Miss Simpatía; y Romina Vergara, de Pomán, Miss Elegancia.