Adios de Ortega al fútbol

Como era de esperarse, una vez finalizado el partido de fútbol en el estadio Monumental, llegó el momento de mayor emoción para Ariel Arnaldo Ortega, quien lógicamente no cuenta con la misma soltura ante los micrófonos como siempre la mostró dentro de los terrenos de juego. Pero, igualmente, levantó la mirada hacia las 63 mil personas presentes y les dedicó unas reflexiones emocionantes a sus fanáticos.

«No tengo palabras… Tenía pensado decirles mil cosas pero lo único que se me viene a la cabeza es agradecerles, son ustedes los que generaron esto», llegó a pronunciar el oriundo de Ledesma entre aplausos, gritos y cantos hacia su figura, que lastimosamente ya no volverá a verse de manera profesional, aunque jamás podrán borrarse de la retina de los simpatizantes que tanto pudieron disfrutarlo.

Además de agradecer la presencia de sus amigos y otras glorias que lograron lucir con altura la camiseta «millonaria», Ortega hizo delirar a sus fans cuando expresó «gracias a Dios por hacerme hincha de River» y también ratificó su inmensa admiración hacia los colores cuando graficó que «esta camiseta sagrada es la que amo». Por supuesto, el Antonio Vespucio Liberti explotó…

«Al Burro Ortega nunca lo vamos a olvidar» y el tradicional «olé, olé, olé, Burro, Burro», fueron los principales alaridos de la multitud, mientras el ex delantero se iba hacia el túnel y se despedía saludando y golpeándose el pecho, justo sobre el escudo, ése que tanto cuidó y respetó durante su trayectoria.