Cristina Fernández de Kirchner

La presidente Cristina Fernández aclaró este sábado que ya dijo que no era «eterna» ante los cánticos de su público que pedía para ella la «reeleción». «Ya dije que no soy eterna, que se queden todos tranquilos», aseguró.

La mandataria señaló que «ahora tenemos que pasarles la posta (a los jóvenes) porque estamos viejos y cansados. Y otros tienen que seguir adelante con más ímpetu». Luego, en tono coloquial, insistió: «Estoy grande me olvido de las calles, por eso es hora de los jóvenes».

La presidente encabezó un acto realizado en un gimnasio de Río Gallegos acompañada por el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el vicegobernador de Santa Cruz, Fernando Cotillo.

«Ya dije que no soy eterna, que se queden todos tranquilos», afirmó la Presidenta después que militantes kirchneristas cantaron «para Cristina la reelección».

En un discurso centrado en recordar las obras que emprendió Néstor Kirchner en los doce años de mandato al frente de la gobernación y cuatro en la intendencia de Río Gallegos, Cristina Fernández dijo que «si en algún lugar hicimos cosas, fue en esta provincia de Santa Cruz».

La presidenta inauguró obras y pavimentos en teleconferencia con la localidad de Pocito, en San Juan, y las ciudades bonaerenses de Capitán Sarmiento y Coronel Vidal.