Mohamed el-Baradei (izq.) al jurar como nuevo vicepresidente, frente al presidente Adli Mansour

La fiscalía de Egipto ordenó la congelación de los activos de líderes islamistas, entre ellos dirigentes de la Hermandad Musulmana, mientras seguidores y detractores del derrocado presidente Mohamed Mursi llamaron a la población a manifestarse nuevamente en todo el país.

Entre los islamistas afectados por la medida figuran el jefe de la Hermandad Musulmana, Mohamed Badie, su “número dos”, Jayrat al Shater, y el líder del Partido por la Libertad y la Justicia, Saad al Katatani, informó ayer en su edición online el periódico estatal Al Ahram. El rotativo no mencionó el motivo de la intervención del gobierno.

El ex líder de los Hermanos Musulmanes Mahdi Akef, por su parte, fue encarcelado por cuatro días, mientras se investigan los cargos por insultos al poder judicial.

La medida se produce luego de que las autoridades libraran la semana pasada órdenes de arresto contra Badie y otros nueve líderes islamistas bajo cargos de incitar a violencia letal entre los seguidores de Mursi y las fuerzas armadas, que dejó al menos 51 muertos.

Entretanto, la Hermandad Musulmana dijo que las protestas se realizan para exigir la restitución de Mursi, derrocado por el ejército el 3 de julio. “La Hermandad Musulmana se compromete a seguir protestando pacíficamente hasta que se haya restaurado totalmente la legitimidad democrática”, aseguró la organización, que acusa al ejército de haber perpetrado un golpe de Estado en Egipto.

No obstante, el ministro de Defensa y jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, general Abdel Fattah al-Sisi aseguró que el ejército no tiene ambiciones políticas y que la profunda división en el país le obligó a intervenir en el proceso político.

En un discurso ante oficiales del Ejército en un teatro de El Cairo, el general dijo que el ejército propuso a Mursi que convocara un referéndum sobre su permanencia, antes de deponerlo el pasado 3 de julio.

El rechazo de Mursi a esta opción y la incapacidad de las distintas fuerzas políticas para alcanzar un consenso “obligaron a las Fuerzas Armadas a acercarse al proceso político”, según el ministro de Defensa, quien agregó que este paso se dio porque “el pueblo lo pidió”.

Se informó que el líder opositor egipcio y premio Nobel de la Paz Mohamed el-Baradei juró como vicepresidente para Relaciones Internacionales, mientras prosiguen los contactos para formar un gobierno de transición en Egipto.

El-Baradei prestó juramento ante el presidente interino, Adli Mansur, en el palacio de Al Itihadiya de El Cairo, la sede de la presidencia, según las imágenes retransmitidas por la televisión oficial egipcia.

Entretanto, el primer ministro egipcio, Hazem el Beblaui declaró a EFE que estaba a punto de culminar la formación de un gobierno de transición, en el que han aceptado participar el exembajador de Egipto en Estados Unidos Nabil Fahmi y el ex titular de Turismo Munir Fajri Abdelnur.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, Bill Burns, por su parte, llegó a Egipto para reunirse con las autoridades.