cacho julio

Oscar Romero, abogado defensor de René Rivero, uno de los imputados por el homicidio del locutor santamariano “Cacho” Julio, solicitó días pasados la nulidad en la imputación que recae sobre su defendido por considerar que se han cometido varias irregularidades en la instrucción de la causa, llevada adelante por parte del fiscal Marcelo González, quien además, por este mismo delito, imputó a otros dos sospechosos: Marcelo Milanesio y Víctor Britos.

En este sentido, fuentes judiciales dieron a conocer que el fiscal subrogante hasta el 28 de julio próximo, Hugo Costilla, habría receptado el pedido por parte de Romero, pero esta decisión está en manos ahora del juez de Control de Garantías, quien tomaría la decisión una vez concluido el periodo de feria.

Romero, argumentando los motivos que lo llevan a solicitar esta nulidad, dio a conocer que fueron varias las anomalías que se registraron en la etapa de instrucción de la causa, entre ellas, que una de las pruebas que se recogieron de la vivienda de su defendido -un par de zapatillas- no se hicieron con el control requerido, por lo que sugirió que la sangre que se encontró en el calzado podría haberse colocado posteriormente.

A su vez, el abogado explicó que no tuvo intervención en ninguna de las medidas que se tomaron en relación a su defendido en el marco de la investigación, lo cual está previsto legalmente. Es importante recordar que Guillermo “Cacho” Julio fue hallado en el interior de su vivienda asesinado de 22 puñaladas.