Julieta Escurra

Falleció Julieta Escurra, la pequeña de tres años que esperaba un trasplante de corazón y permanecía internada en el Hospital Garrahan.

La pequeña padecía una miocardiopatía dilatada y ayer sufrió una descompensación tras rechazar el corazón artificial al que se encontraba conectada desde hacía varios meses.

La gravedad del cuadro sufrido por Julieta había tomado amplia repercusión, luego de que los padres de Renzo Antonelli comenzaran a difundir el caso. Tras conocerse la noticia de la muerte de la pequeña, los mensajes de dolor no tardaron en inundar las redes sociales, sobre todo en el grupo «Un corazón para Julieta», mediante el cual los papás de la nena pedían la donación del órgano.

Conmocionada por la noticia, Belén Ramos, mamá de Renzo, publicó: “July se fue, se fue al cielo para enamorar a los angelitos con su bella voz, a iluminarlos con esa sonrisa tierna y llena de amor. July se fue porque este mundo cruel no es para tan preciado tesoro, tan pura de alma. July se fue porque se cansó de esperar ese milagrito, se cansó de pelear por su sueño».

«Es tan difícil decir adiós. Es un dolor que desgarra el alma, te hace ver cuán pequeños somos al lado de estos grandes luchadores de la vida. Se fue nuestra princesa, la sonrisa más bella de la terapia”, escribió Belén, en recuerdo de la «amiguita» de su hijo, que justamente se recupera de un trasplante cardíaco.