MIAMI

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios de Estados Unidos ubicó a la Argentina en el primer lugar del ranking de países de América del Sur que compra inmuebles en ese territorio. El 90 por ciento de las operaciones son en Miami.

La inversión de argentinos en inmuebles de Estados Unidos fue de 2000 millones de dólares entre marzo de 2012 y marzo de 2013. Ese dato adquiere relevancia porque evidencia el enorme volumen de divisas que acumulan empresarios locales fuera del país. La Argentina ocupa el primer puesto de Sudamérica entre extranjeros que compran propiedades en Norteamérica, según un estudio privado. Además, figura séptima del mundo. Alrededor del 90 por ciento de esas compras por argentinos se producen en Miami.

El último informe de la Asociación Nacional de Desarrolladores Inmobiliarios de Estados Unidos apuntó que el 6,3 por ciento de las ventas de viviendas de ese país se explicaron por inversiones de extranjeros. Las operaciones alcanzaron 68,2 mil millones de dólares en el año. La Florida (donde se localizan las playas de Miami) fue el estado preferido de inversores internacionales. La Argentina explicaba uno por ciento de este negocio en 2007, mientras que ahora representa tres por ciento. Germán Picasso, de Reporte Inmobiliario, precisó a este diario que 90 por ciento de los compradores argentinos eligieron la zona de Miami.

Entre marzo del año pasado y marzo de 2013, los residentes locales aumentaron sensiblemente la compra de propiedades en Estados Unidos. Eso implicó que Argentina supere por primera vez a Brasil, Venezuela y Rusia en el listado de principales operadores en Norteamérica. Daniel Mintzer, de G&D, empresa dedicada a comercializar viviendas, explicó a Página/12 que esas transacciones subieron debido a la oportunidad para hacer negocio que ofrece el mercado inmobiliario en Estados Unidos.

Antes de la crisis internacional, en 2007, el precio del metro cuadrado de una casa en las afueras de Miami era de 2000 dólares. Al año siguiente, con la ruptura de la burbuja hipotecaria, el valor del metro cuadrado descendió hasta 800 dólares. En los últimos meses, trascurridos cinco años de ese estallido financiero, el precio comenzó a recuperar terreno para ubicarse en 1000 dólares. Entonces la expectativa del inversor es que continúe en alza, replicando lo ocurrido en el mercado de compraventa de departamentos.

Así, inversores argentinos evaluaron que el precio de las casas en Estados Unidos continuará en alza y especularon con la reventa. Operadores de mercado precisaron además que la mayoría utilizó divisas que no se encontraban en el circuito financiero nacional. El gasto de 2000 millones de dólares muestra el enorme stock de divisas que acumulan empresarios argentinos fuera del país. Estimaciones privadas calculan que ronda entre 200.000 y 400.000 millones de dólares. Eso justifica que la compra de propiedades en Norteamérica fue por valores similares a la que hicieron residentes de Alemania, potencia industrial de Europa.

El listado de principales países que compran vivienda en Estados Unidos detalla que, de los 68,2 mil millones de dólares al año que mueve el negocio, un 23 por ciento lo explica Canadá. “Eso se debe a que resulta una opción atractiva poseer una vivienda en el sur de Estados Unidos porque les permite a sus propietarios escapar de los crudos inviernos que viven en su territorio”, señala un informe de Reporte Inmobiliario. Además, el 12 por ciento de transacciones corresponde a China. Algo por debajo se ubica México, con 8 por ciento. Tanto India como Reino Unido representan 5 por ciento. Luego aparecen Alemania y Argentina, con una participación del 3 por ciento. Y, por último, Israel, Australia, Corea, Brasil, Francia, Venezuela y Rusia explican 2 por ciento.