YPF

La empresa se manifestó «preocupada y sorprendida ante la reacción desmedida de algunos grupos que parecieran querer boicotear la actividad», y aclaró que las tierras pertenecen «al Estado Provincial» y no a la comunidad mapuche.

La petrolera YPF calificó como una medida sin «fundamento» a la decisión de un grupo de cuarenta personas, identificadas como integrantes de la comunidad mapuche, de irrumpir y tomar las instalaciones de dos equipos de perforación que se encuentran al servicio de la compañía en la zona de Vaca Muerta.

La empresa, a través de un comunicado de prensa, sostuvo que esta medida puso «en riesgo la integridad de los trabajadores, el medio ambiente y las instalaciones» del lugar.

Tras recalcar que «los pozos tomados no se encuentran en territorio mapuche, sino en tierras fiscales pertenecientes al Estado Provincial», la petrolera dijo que la medida no tiene «fundamento» y recordó que YPF «mantiene un diálogo permanente con todos los actores de la zona, aún con la familia Campos que no posee título de propiedad sobre las tierras que reclama».

En relación a las manifestaciones públicas realizadas por representantes de la comunidad mapuche de Loma La Lata, dónde YPF tiene operaciones de producción de gas convencional, la petrolera precisó que firmó «un acuerdo con representantes de la comunidad Kaxipayiñ para desarrollar operaciones en el territorio a través de un proceso de consulta y diálogo».

A través de ese acuerdo, suscripto el mes pasado, YPF se comprometió a respetar «la identidad, conocimientos, cultura y prácticas tradicionales de la comunidad y a operar en permanente diálogo con ellos», sostiene el comunicado.

También explicita el compromiso de YPF de llevar «adelante sus operaciones con máximo cuidado del impacto ambiental» y la instrumentación de «un plan de remediación que se lleva adelante según la legislación vigente en la provincia y bajo el permanente control de la autoridad que regula la actividad en la región».

En particular, en los casos de las comunidades mapuches de zona Loma la Lata, estos planes de remediación se implementan en cooperación con las comunidades.

«Por todo esto, YPF se manifiesta preocupada y sorprendida ante la reacción desmedida de algunos grupos que parecieran querer boicotear la actividad, que con los más altos estándares de la industria, apunta a aumentar la producción de hidrocarburos que asegure el abastecimiento energético de todos los argentinos», concluye el comunicado de prensa.