cristina

La Presidente encabezó la inauguración de la maternidad «Estela Carlotto» de Moreno, junto al candidato a diputado del Frente para la Victoria bonaerense, Martín Insaurralde, y el gobernador Daniel Scioli.

La presidenta Cristina Kirchner encabezó este sábado la inauguración de un centro de salud maternal en Moreno, adonde asistió como invitado el candidato a diputado del kirchnerismo en la Provincia , Martín Insaurralde, además del gobernador Daniel Scioli y otros funcionarios nacionales, y el intendente local, Mariano West.

La jefa de Estado pidió a su público un «aplauso para Estela de Carloto«, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, que también participó del acto porque la flamante maternidad llevará su nombre.

Tras el tradicional corte de cintas y de la recorrida por el establecimiento, todos los dirigentes se trasladaron hasta cerca del cruce Castelar, en la esquina de Maza y Albatros, donde se realizó el acto.

«Nosotros no opinamos, nosotros hacemos. Los otros opinan, pontifican y dicen lo que van a hacer. Nosotros contamos lo que hicimos y todo lo que nos falta hacer ¿Saben por qué nos confía la gente? Porque nos cree«, expresó la Presidente.

«Jamás se podrían haber hecho las cosas que si hicieron sin un proyecto nacional. Para hacerlo se necesita un proyecto de país para favorecer a todos los argentinos, a los más débiles y los que más necesitan. Muchas veces hay que plantarse frente a los que históricamente mandaron en la Argentina», indicó Cristina Kirchner.

La mandataria dedicó un párrafo muy crítico contra las alianzas que conformaron distintos partidos de la oposición, para enfrentar a las listas del Frente para la Victoria en las próximas elecciones legislativas. «Se unen, pero después huyen cuando las papas queman», apuntó, a la vez que pidió a los votantes que acompañen al oficialismo. «Sola no puedo, por eso la necesidad de contar con gente que no nos ponga palos en la rueda», subrayó.

La Presidente además realizó tres teleconferencias en simultáneo. La primera de ellas, con la capital misionera de Posadas, donde celebró junto al gobernador Gildo Insfrán la apertura del hospital de El Espinillo.

«Estamos hablando de una provincia que hace 10 años que no era ni siquiera la periferia de la patria, como si no fuera parte. Hoy es una provincia modelo, integrada, con hospitales, rutas sistemas de riego,  escuelas, con este moderno hospital que acabamos de inaugurar. Es la transformación de la década ganada», comentó la Presidente durante el acto.

También se establecieron comunicaciones con los partidos bonaerenses de Berazategui y Morón, y participaron de ellas el intendente Lucas Ghi y la jefa del bloque de diputados y precandidata del kirchnerismo bonaerense, Juliana di Tullio.

De esta forma, Cristina Kirchner volvió a protagonizar la mañana de un sábado, algo poco habitual en su agenda oficial pero que comenzó desde que la campaña electoral se puso en marcha. La semana pasada, la jefa de Estado ya había presidido otra ceremonia, en Río Gallegos.