Francisco llegando a Brasil

Francisco llegó en un avión Alitalia que aterrizó a las 15.43 en Rio, pero el líder de la iglesia católica desembarcó a las 16.01 en la base aérea del aeropuerto internacional Antonio Carlos Jobim. Así dio inicio a su primera gira continental.

Vestido de blanco, el Sumo Pontífice caminó por una alfombra roja, fue abrazado por la presidente brasileña Dilma Rousseff y saludó a autoridades eclesiásticas y politicas.

El apretón de manos más fuerte se lo dio con Gilberto Carvalho, el ministro que hoy hace de nexo entre el gobierno brasileño y el Vaticano.

De fondo -mientras cumplía con el protocolo- Francisco podía oír a un coro de 120 jóvenes de la banda de la Base Aérea. A ellos se sumaban peregrinos eufóricos que cantaban sin cesar: «?Oh, oh, oh, el Papa ya llegó«.?

Luego, el Papa se subió a un Fiat Idea que lo llevó por las carreteras de Río de Janeiro; con la ventanilla baja, el Sumo Pontífice saludó a miles de personas que aguardaban su paso a los costados de calles.