Catalina Middleton

El príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa llegaron en auto al centro hospitalario ubicado en Paddington, oeste de la capital inglesa, donde ya tenían preparada una sala privada para su internación.

La pareja no sabe el sexo del bebé, pero sea niño o niña se convertirá en el tercero en la línea de sucesión detrás de su abuelo, el príncipe Carlos de Gales, y su padre.

Una multitud de cámaras de televisión, fotógrafos y periodistas está haciendo guardia frente al hospital para capturar la llegada de todos los miembros de la familia real.

La vigilia comenzó hace 10 días, cuando se pensaba que iba a ser el parto de Catalina, con presencia de medios de comunicación las 24 horas.

El Palacio de Kensington, residencia oficial de los duques de Cambridge, anunció que no difundirá más comunicados hasta el nacimiento del bebé.

Sin embargo, eso no impidió especulaciones sobre el posible nombre: los favoritos son Alexandra e Isabel si es niña y Jorge o Felipe si es niño.

De acuerdo a la tradición, los miembros de la familia real serán los primeros en enterarse del nacimiento.

Luego, una carta membretada viajará desde el hospital hasta el patio exterior del Palacio de Buckingham, para dar a conocer al público los detalles del recién nacido.

Kate y William se casaron el 29 de abril de 2011 en la Abadía de Westminster y desde entonces obtuvieron gran popularidad en la sociedad británica.

Su hijo será tercer bisnieto de la reina Isabel, de 87 años, que ocupa el trono de la Corona británica desde 1952.