Menor al volante

Según datos estadísticos, en 2012, el parque de motos en la Capital rondaba las 36 mil unidades. Sin embargo, se trataría de un 30 por ciento, porque no todos los ciclomotores, hasta el momento, estaban blanqueados. Circular por las calles y encontrar un pequeño lugar para estacionar no es nada sencillo. Ahora el dato verdaderamente preocupante: por mes, los Juzgados de Faltas de la Municipalidad de la Capital efectúan alrededor de 100 multas por chicos menores de 16 años que manejaban una moto o un auto.
Rolando Castillo, secretario del Juzgado de Faltas Nº1, y Marcela Scherma, jueza subrogante en el Juzgado Nº2, comentaron que hoy en día se ve una gran cantidad de chicos que conducen, sin tener la edad reglamentaria y mucho menos la habilitación para la conducción.
“En el Juzgado Municipal se exige la comparencia del representante legal forzoso. Lejos de venir a reconocer el error, se hacen planteos como que había una urgencia o tratan de justificar la conducción del vehículo. Lo que se hace mucho más difícil de aceptar o de entender es cuando la conducción se da en horas de la madrugada. ¿Qué hace un chico de 14 ó 15 años a las 2 ó 4 de madrugada manejando una motocicleta? En verdad ponen en riesgo su propia integridad física y vida y también la de terceros. Es toda una cuestión que se debe a que los padres no están a la altura de lo que es la educación o lo que es el control de los chicos”, consideraron.
Además, indicaron que en la demora de un vehículo, se lo hace responsable a los padres. Los funcionarios judiciales contaron que los chicos, por lo general, manejan motocicletas, en un 90 por ciento. Se trata de motos de cilindradas de más de 110 centímetros cúbicos, manifestaron. La cilindrada de una moto también determina la edad para la autorización, aclararon. Una motocicleta de 50 cilindradas puede ser manejada por un chico de 16 años; una moto de 125, ya no puede manejar.
“Los padres justifican y se enojan muchísimo o lo intentan justificar. No es excusa ni justifica y nunca está acreditado. La sola manifestación por escrito, sin ninguna prueba que haga al juez que convenza al juez de lo que dice el acta de comprobación, determina la responsabilidad del infractor”, indicaron.