Frio2

La masa de aire frío de origen polar continúa cubriendo todo el país con temperaturas y sensación térmica bajo cero en la mayoría de las provincias. Según Santiago Cogorno, del Servicio Meteorológico Nacional, las temperaturas previstas para hoy oscilarían entre -1° y 10°; mientras que mañana la situación sería similar, aunque las marcas ya se ubicarían entre los 3° y los 14°.
«En la Patagonia se encuentra un nuevo frente y se prevé que afecte al norte argentino el próximo fin de semana, con temperaturas muy bajas, similares a las actuales», indicó el meteorólogo. Por su parte, Darío Ovejero, del Laboratorio Climatológico Sudamericano, confirmó que el frío llegó para quedarse hasta la primera quincena de agosto, con temperaturas que oscilarán entre los 4° de mínima y los 17° de máxima. De todas formas, hasta esos primeros quince días no se sentirá el frío con tanta intensidad como sucede ahora. Ovejero prevé para mañana 0° de mínima y 15° de máxima.
La ola de frío que afecta el norte patagónico, centro y norte del país causó ya cuatro muertes en Capital Federal. Se produjeron incendios por métodos precarios de calefacción, mientras que la nieve dejó 150 vehículos varados en Chubut y un muerto por vuelco en Mendoza. En esta última provincia, pero en la localidad de Malargüe, se registró ayer una marca extrema: a las 8 el termómetro reflejó -12.2° y -15.8° de sensación térmica.
Una situación similar se produjo en la ciudad de Salta y en los distritos cercanos, como Cerrillos, Rosario de Lerma, Campo Quijano, El Carril y Guachipas. El Servicio Meteorológico pronosticó para los próximos días en esa provincia la posible reiteración de nevada. La nieve fue toda una novedad en Misiones, una provincia con un clima subtropical.

Siete horas varados en la helada ruta 307
El viaje a los Valles Calchaquíes se transformó ayer en una pesadilla para miles de turistas que intentaron subir para disfrutar de la nieve y de los paisajes. Cientos de viajeros quedaron varados durante unas siete horas a la altura de Las Mesadas, en la ruta 307. Fue a raíz de la decisión de Vialidad de la Provincia de suspender el tránsito por razones de seguridad.
Una capa de nieve congelada volvió muy peligrosa la circulación a partir del kilómetro 41 del camino, cerca de la zona conocida como Fin del Mundo. El cierre de la ruta se produjo alrededor de las 6 y se prolongó hasta cerca de las 14, cuando operarios de Vialidad Provincial despejaron el hielo.
Hasta el momento de la reapertura se había formado una cola de dos kilómetros de vehículos detenidos. La mayoría de los varados eran turistas de distintos puntos del país e incluso de Brasil y Uruguay.
La paciencia de los turistas se agotó cerca del mediodía, cuando empezaron a hacer sonar las bocinas en señal de protesta. Policías de Santa Lucía trataron de calmar los ánimos, pero no lo lograron. «Estamos de acuerdo con que se proteja a los viajeros, pero estas situaciones son previsibles en esta época y debería haber máquinas adecuadas», se quejó Franciele Mesquita Espeche, de Santa Catarina, Brasil. «En nuestro país también hay zonas en que el frío genera estos problemas, pero se los soluciona rápido» agregó. «Esto está mal y demuestra la falta de prevención. Las máquinas de Vialidad podrían haber trabajado temprano», opinó Oscar Guanco, un comerciante de El Mollar que quedó varado con su camioneta cargada con verduras.