Vacaciones de invierno

La ciudad de Mendoza, capital de la única provincia no patagónica con ese tipo de turismo, tenía una ocupación del 100% con visitantes, quienes además de dirigirse a sus centros de esquí de Las Leñas y Penitentes recorrían los circuitos de bodegas de la provincia.

En el valle de Las Leñas se registraba «una ocupación por arriba del 85%, cifra similar a la vivida la semana pasada», dijo a Télam el Coordinador de Actividades de Montaña, Fernando Passano.

La ola polar trajo a este valle, vecino a la ciudad sureña de Malargüe, «temperaturas de hasta 15 grados bajo cero pero no impidió que los chicos salieran, esquiaran y se divirtieran y, sobre todo, nos permitió fabricar nieve artificial como para poder distribuir en distintos lugares de la montaña», agregó.

El otro centro de esquí mendocino es Penitentes, en el norte  y camino a Chile, que también mantenía alta ocupación, pero con muchos turistas que van por el día o se hospedan en zonas aledañas, lo que dificulta calcular la ocupación fija en el lugar.

Turismo de Nación sostuvo que «en el Gran Mendoza resultó significativo el incremento de visitantes argentinos -del 8,5% en comparación con 2012- como así también los arribos de turistas chilenos y brasileños, un 9 y un 4% del total. La estadía promedio fue de cinco días, con un gasto diario de unos 400 pesos».

En Neuquén, tanto el centro de esquí de Chapelco como su ciudad base, San Martín de los Andes, tenían una ocupación del 90%, con muy buena nieve, de igual manera que Cerro Bayo y Villa La Angostura, en igual relación.

En San Carlos de Bariloche, Río Negro cuenta con el centro de esquí más importante de América Latina, en el cerro Catedral, donde la ocupación era del 90%, y también con el de Perito Moreno, en El Bolsón, que tenía similar porcentaje, aunque es de menor capacidad de hospedaje.

El sábado último, Bariloche recibió más de 50 vuelos y 110 ómnibus completos, lo que constituyó un récord histórico en la ciudad.

También lo fue el registro de 25 mil personas que ingresaron en una jornada al cerro Catedral, el jueves anterior, según el secretario de Turismo de esa ciudad, Fabián Szewczuk, indica el comunicado de Nación.

En Chubut, el centro de actividades de montaña de La Hoya, en Esquel, contaba esta semana con muy buena acumulación de nieve y su ocupación era del 85%.

En Tierra del Fuego, una de las provincia con más centros de esquí, se destacaba el del cerro Castor, vecino a Ushuaia, donde los turistas argentinos y regionales ocupaban en un 85% su capacidad hotelera.

Sobre la capital provincial, Matías Sket, secretario de política externa del Instituto Fueguino de Turismo, recalcó que «la ocupación hotelera está entre 95 y el 100% y se espera un crecimiento del 8% en relación al 2012», señala el documento de la cartera nacional.

Sobre esta situación, el ministro de Turismo, Enrique Meyer, dijo en el comunicado que «el final de las vacaciones de invierno muestran a la Argentina con una ocupación plena en la mayoría de los centros invernales».

Esto, sostuvo, es «producto del trabajo que incluye la promoción de los destinos, la interacción con cada uno de las localidades y provincias; sumado a las inversiones que se vienen realizando para que los turistas pueden disfrutar de los mejores centros de ski acompañados de los mejores servicios».