Marte

Cada vez está más cerca la posibilidad de que el hombre pueda completar el viaje de 9 meses para llegar al planeta rojo.

La BBC reunió a un grupo de científicos del London Imperial College y les pidió que diagramen cómo será la primera misión a Marte. A continuación, sus principales pases.

La preparación

La tripulación necesita mucha preparación para afrontar los nueve meses de viaje, ya que largos períodos sin gravedad deterioran músculos y huesos. De todos modos, para contrarrestar sus efectos, la nave necesita crear gravedad artificial.

El despegue

La nave debe estar compuesta de dos vehículos, el terrestre y el crucero, unidos durante el despegue, pero luego separados en el espacio, si bien se mantienen conectados a través de un cable de acero. El primero de los vehículos es para alojar a los pasajeros en el lanzamiento, el otro para trasladarlos durante el viaje.

La salud durante el viaje

La salud de los tripulantes es permanentemente monitoreada desde la Tierra a través de sensores, pero es fundamental que estén preparados ellos mismos para atender problemas de atención primaria. También es necesaria una fuerte contención psicológica por los conflictos que se pueden dar entre ellos producto del prolongado encierro.

El aterrizaje

Alcanzando la órbita marciana, las dos cápsulas se unen y los tripulantes regresan a la terrestre. Durante el descenso es necesario que la pantalla térmica modere la velocidad de caída y prevenga el sobrecalentamiento de la nave. Más cerca del suelo se despliegan los paracaídas para terminar de facilitar un aterrizaje suave.

Es importante llegar a una zona cercana al ecuador de Marte, ya que allí las temperaturas son moderadas y promedian los -30 grados Celsius. Lo bueno es que, una vez allí, ya tendrán instalada la estructura en la que vivirán, ya que la idea es enviarla previamente en una misión no tripulada.

El trabajo en Marte

Cuando en el momento de pisar suelo marciano el líder de la tripulación pronuncie las primeras palabras de la historia en suelo rojo, la Tierra podrá escucharlas recién 20 minutos después.

Una vez que estén en condiciones, será el momento de trabajar. El objetivo es recopilar muestras geológicas y atmosféricas, y hacer distintos tipos de pruebas. Se estima que la estadía en Marte será de entre tres meses y dos años.

El regreso

Para el retorno, hay que usar el depósito de combustible enviado en otra misión previa, no tripulada, ya que no es posible que la misma nave tenga el espacio suficiente para almacenar la cantidad necesaria para ir y volver.

Cuando la nave haya sido cargada nuevamente, con las pruebas científicas reunidas, todos podrán emprender el viaje de regreso a casa, que recién completarán en otros nueve meses.