Unicef

Una consultora del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) estuvo ayer visitando Catamarca para apoyar la tarea de refuncionalización de la línea 102 de Protección al Niño que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social, a fin de adecuarla plenamente al paradigma de Protección de Derechos vigente. Se trata de la magíster Andrea Daverio, quien se reunió con la directora de Desarrollo Humano y Familia, Beatriz Alejandra Díaz, y su equipo técnico, con el propósito de conocer la manera en que trabaja la línea telefónica a nivel local como parte del Sistema de Protección. Este relevamiento se está realizando en todo el país para tener un diagnóstico sobre la herramienta y, en una segunda etapa, se propondrán modos de optimizarla.

La asesora también visitó el espacio físico donde funciona la línea y tuvo la oportunidad de charlar con los operadores encargados de la atención. “Este proceso nos permitirá fortalecer las acciones que viene realizando Desarrollo Social para que la línea brinde una mejor prestación y en esto será clave el trabajo articulado con la Nación y UNICEF”, señaló la directora Díaz.

Por su parte, Daverio se mostró “muy conforme con los avances en la tarea de refuncionalización que está llevando Catamarca” y destacó la importancia de que la línea 102 se convierta “en un ámbito de escucha al niño, especialmente aquel que atraviesa alguna situación de vulnerabilidad”.

La gestión ministerial que encabeza Oscar Pfeiffer viene realizando, con el acompañamiento de la cartera social nacional, un trabajo sostenido de fortalecimiento institucional sobre la línea 102 que, entre otras acciones, incluye la incorporación de más operadores, capacitaciones, nuevo equipamiento informático y la extensión de la cobertura territorial hacia el interior de la provincia, ya que actualmente solo tiene alcance en el Valle Central.

La principal función de la línea 120 es la de receptar denuncias ante casos de violencia familiar, abuso, abandono y otras situaciones de vulneración de derechos de niños y niñas, que normalmente son realizadas por adultos, pero que ahora también se pretende sean efectuadas por los propios menores. Para ello se realiza la difusión en distintos ámbitos como comedores, centros vecinales y escuelas.

En este marco, la dirección de Desarrollo Humano, responsable de la línea 102, trabaja coordinadamente con la dirección de Infancia y Adolescencia, la Policía, Juzgados de Menores y otros organismos de asistencia para brindar respuesta a las distintas situaciones que son denunciadas.