Soledad Pastoruti-Axel Fernando Papa Francisco en brasil

Un coro de jóvenes cantaba «Todo cambia» mientras en la pantalla gigante del fondo se proyectaban imágenes del Papa Francisco. La emoción de todos los presentes en el estudio de Telefé traspasaba la pantalla y llegaba a los televidentes, una emoción que se podía ver sobre todo en los ojos de Soledad y Axel.

«El protagonista era el Papa no nosotros, no sentíamos la presión de la gente», contó Axel a pocas horas de haber cantado frente a más de 3 millones de personas en la playa de Copacabana. «Para mi es más difícil cantar frente al Papa en medio de una misa que cantar ante tantas personas, porque no la veíamos», agregó La Sole a su lado, anoche, en el living del programa Hola Susana .

Los cantantes argentinos fueron elegidos para representar al país durante la misa que cerró la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro. «No fue fácil estar ahí», reconoció Soledad. «Yo no lo podía creer porque siempre soñé cantarle a un Papa y estaba segura de que no se iba a dar», agregó.

El encuentro con Francisco

En el país son estrellas reconocidas que gozan de privilegios, pero en Río de Janeiro eran dos personas más intentando acercarse a Francisco. «Éramos dos fans más en medio de la multitud», le contó Axel a Susana Giménez entre risas.

«El día anterior a la misa fuimos a ver si las credenciales funcionaban bien, nos metimos en el backstage y en un momento vemos que el Papa se retiraba en un auto súper común, yo estaba con Jeremías [el marido de Soledad] y la llamamos a La Sole para que venga con las nenas. Nos pusimos frente al vallado y le explicamos al guardia que éramos los que íbamos a cantar entonces la dejó pasar a La Sole con la bebe», relató Axel entusiasmado.

«La gorda estaba durmiendo en el hotel, así que la llevé rápido en pijama y la envolví en mi poncho, que después se lo regalé al Papa. Nos acercamos y enseguida la bendijo a la beba», terminó la historia emocionada y Susana no tardó en preguntarle si Francisco la reconoció. «Mi marido dice que sí me reconoció, yo le digo que no, tenemos esa discusión», señaló.

Antes de despedirse los cantantes no pudieron evitar hablar de la emoción que les causó ver la reacción de la gente ante el Sumo Pontífice. «Era emocionante el momento previo a su llegada, había una energía, todo era paz y amor», contó Soledad. «Francisco tiene un gran carisma y mucha frescura, viene a promover algo distinto», reflexionó Axel para terminar.